Sindicatos rechazan el proyecto de orden de cobertura de vacantes y baremación del profesorado de Religión

SEVILLA, 6 (EUROPA PRESS)

Las organizaciones sindicales CCOO, FETE-UGT, Anpe y CSI-CSIF, todas ellas representadas en la mesa sectorial de Educación, mostraron hoy su rechazo al proyecto de orden de cobertura de vacantes y baremación del profesorado de Religión elaborado por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

En un comunicado conjunto, señalaron que, tras casi dos años de la publicación del Real Decreto que instaba a las comunidades autónomas a desarrollar el procedimiento de baremación y distribución del profesorado de Religión; más de un año de reuniones, mesas sectoriales y técnicas, y cuatro borradores, "queda claro que para la Consejería el proceso de baremación y distribución de este profesorado atiende únicamente a necesidades de organización propias de la Administración educativa y no a garantizar los derechos laborales de estos trabajadores".

En este sentido, indicaron que el departamento de Teresa Jiménez "se ha comprometido verbalmente a recoger en la redacción definitiva de la orden de cobertura de vacantes y baremación del profesorado de Religión algunas mejoras técnicas propuestas por los sindicatos que no afectan al fondo del problema".

Al hilo de ello, anunciaron que harán una valoración más pormenorizada, tanto de la orden como de la "imprescindible" resolución que "desarrolle y clarifique" el procedimiento de baremación y distribución, "cuando tengan conocimiento de la redacción de ambas".

Según subrayaron, el proyecto de orden "no cuenta con el respaldo de los sindicatos de la mesa sectorial, por lo que la Consejería publicará su orden bajo su exclusiva responsabilidad", criticando que la Consejería "ha mostrado, una vez más, su negativa a llegar a ningún tipo de acuerdo laboral para el colectivo que vaya más allá de lo recogido en la orden".

Por todo ello, mostraron su decepción por "la falta de talante negociador" del departamento de Teresa Jiménez, y aseguraron que se reservan "cualquier tipo de actuación al respecto, en defensa de los derechos y la dignidad laboral de estos trabajadores y trabajadoras".