El PP propone la ampliación de los refuerzos educativos fuera del horario escolar

Cagigas denuncia que los refuerzos en la actualidad los imparten monitores de empresas de servicios en lugar de profesores SANTANDER, 25 (EUROPA PRESS) El diputado del Partido Popular José Antonio Cagigas planteó hoy al Gobierno de Cantabria que amplíe los programas de refuerzos educativos a alumnos fuera del horario escolar, de forma que afecten a todos los centros y a mayor número de estudiantes. En rueda de prensa, Cagigas detalló que en la actualidad, estos planes de refuerzo, a cargo de programas de los Gobiernos central y nacional, son "insuficientes" al cubrir sólo una tercera parte de los centros públicos de primaria y de los de secundaria. Además, denunció que Cantabria es una de las pocas comunidades en las que este refuerzo lo gestionan empresas de servicios, que contratan para estos trabajos a monitores "sin ningún tipo de titulación" que acuden por las tardes a los centros, con lo que existe "cero coordinación" con los profesores, a quienes "ni siquiera conocen". El diputado lamentó que, tres meses después de la aprobación de la Ley de Educación en Cantabria este texto "no ha producido ningún resultado, sino todo lo contrario". "en vez de avanzar, hemos retrocedido", aseveró, incidiendo en que los propios sindicatos del sector han criticado el "abandono" de la educación pública por parte del Gobierno regional. PROPUESTA DEL PP El modelo que propone el Partido Popular quiere llegar a "todos los centros" e incluye evaluaciones anuales en cada uno de los centros. La atención la prestarían los profesores, de forma voluntaria, pero retribuida. Cagigas explicó que su alternativa de refuerzo se dirigiría a quienes requieran estas medidas, algo que decidiría el equipo docente de los centros y que sería "obligatorio" para los alumnos. Además, cada centro lo adaptaría a las necesidades de sus estudiantes, en un proceso que sería supervisado por la Inspección. Estos planes se desarrollarían a partir de tercero de Primaria, y hasta cuarto curso de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), al "detectarse dificultades" ya a la edad de ocho años. Se centraría especialmente en Lengua y Matemáticas, que se llevarían "al menos" el 80% del tiempo. La atención sería más directa, al plantearse que el refuerzo se haga a grupos con un número máximo de cinco alumnos, y se haría siempre en horario no lectivo, "incluso" en vacaciones o períodos extraescolares, como hace Castilla y León con su programa de refuerzo en verano. De esta forma, "las cosas serían distintas" y se "avanzaría" en el "impulso" al sistema educativo. Cagigas defendió que esta propuesta se plantea con "tiempo" para organizarla y empezar a trabajar en septiembre, para que se aplicara en el próximo curso escolar 2009-2010. Cagigas defendió que la educación es una "gran oportunidad" para "mejorar la competitividad", y también que de una situación económica "difícil" como esta "se sale con más y mejor educación". Al respecto, detalló que de los 37.486 desempleados que la región tenía en el mes de febrero, un total de 11.256 carecen de cualificación, en lo que calificó como una "sangría" porque resultará "difícil" que vuelvan a sistema laboral.