El AMPA del CEIP La Guindalera pide que se pospongan hasta las vacaciones las obras en el antiguo edificio de la CECA


MADRID|

El AMPA del CEIP La Guindalera, ubicado en el distrito de Salamanca, ha reclamado que se pospongan las obras en el antiguo edificio Confederación de Cajas de Ahorro (CECA), colindante al centro, hasta las vacaciones escolares, como una medida para garantizar la seguridad de los menores.

Así lo ha indicado la asociación de padres y madres del centro en relación a las obras de demolición de este inmueble de la CECA colindante a la salida del centro en la calle Villafranca (actual puerta de entrada y vía de evacuación en caso de emergencia del centro), para construir un nuevo edificio.

Por ello, y bajo el lema 'No demoliciones hasta vacaciones', las familias de los alumnos han impulsado una recogida de firmas en la plataforma 'Change.org', que acumula casi 2.000 firmas, y han registrado un escrito ante la Junta de Distrito y la DAT educativa de Madrid capital sobre esta situación y para que se pospongan las obras hasta el 23 de junio, coincidiendo con el inicio de las vacaciones de verano.

"La demolición del edificio de nueve plantas a martillazos tiene una distancia con el patio y el edificio de infantil de poco más de nueve metros", exponen desde el AMPA, que alerta de posibles daños por la caída de cascotes en el recreo, así como del ruido y suciedad que se genera.

Por su parte, desde la Consejería de Educación han indicado a Europa Press que técnicos del departamento han acudido al centro para analizar si se cumplían las medidas de seguridad y que se ha planteado la opción de que la salida del centro se realice por la parte de entrada de los alumnos de Infantil. A su vez, detallan que las competencias sobre la realización de las obras corresponden al Ayuntamiento de Madrid.