El Ejecutivo autónomo destina 100.000 euros a la financiación de la escuela infantil de Monflorite-Lascasas

MONFLORITE (HUESCA), 21 (EUROPA PRESS) La consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno aragonés, María Victoria Broto, y el alcalde de Monflorite-Lascasas, Pedro Antonio Salas, firmaron hoy un protocolo de colaboración por el que el Gobierno de Aragón destinará 100.000 euros a la financiación de la escuela infantil de la localidad que este año abrirá sus puertas. Al acto asistió también el presidente de la Diputación de Huesca, Antonio Coscuella, institución que ha invertido en este centro 80.000 euros. Esta subvención procede del Plan Educa3 por el que el Departamento de Educación, Cultura y Deporte y el Ministerio de Educación, Política Social y Deporte firmaron un convenio que señala que Aragón recibe 2,9 millones de euros para la financiación de escuelas infantiles. Además, el Gobierno de Aragón se hace cargo de la financiación del personal de este centro. La escuela Infantil de Monflorite-Lascasas abrirá sus puertas este año y contará con dos aulas y 26 plazas para niños del primer ciclo de Educación Infantil. El centro formará parte de la Red de Escuelas Infantiles de Aragón, en la que ya están integrados 137 centros. El convenio firmado con el Ministerio de Educación, Política Social y Deporte permitirá la creación de 53 nuevas escuelas y la ampliación de 16 centros en un total de 69 municipios de Aragón. COLEGIO DE SAN ESTEBAN DE LITERA Por otra parte, la consejera visitó también el Colegio de San Esteban de Litera, perteneciente al Colegio Rural Agrupado (CRA) 'El Trébol', con sede en Binaced. María Victoria Broto aprovechó unas jornadas de puertas abiertas para comprobar el resultado de las obras de reforma acometidas recientemente en este centro. El Departamento de Educación, Cultura y Deporte invirtió 176.359,78 euros en estas instalaciones. En concreto, se amplió el número de aseos, se cambiaron las cubiertas del edificio y se reformó la escalera de acceso al primer piso. También se sustituyó la carpintería exterior, el sistema de calefacción y se pintaron todas las fachadas del centro.