La comarca de Es Raiguer contará contará a partir de ahora con 2.185 plazas escolares de nueva obra

PALMA DE MALLORCA, 21 (EUROPA PRESS)

El presidente del Govern, Francesc Antich, y la consellera de Educación y Cultura, Bárbara Galmés, inauguraron hoy el CP Miquel Duran i Saurina en la localidad mallorquina de Inca, que este curso 2008-2009 abrió sus puertas con una oferta para educación infantil y primaria que supone un incremento de 450 plazas escolares para el municipio.

Mediante comunicado, la Conselleria detalló que la construcción de la nueva escuela, que se enmarca dentro del Plan de Infraestructuras Educativas 2008-2009, ha supuesto una inversión de 3,6 millones de euros, de los más de 22 millones de euros que el Departamento dirigido por Galmés destina durante el mencionado periodo a la realización de cuatro centros nuevos y siete proyectos de ampliación y de reforma, cuyo principal objetivo es mejorar la red de escuelas e institutos de la comarca de Es Raiguer.

Asimismo, y dentro de estos proyectos, también está previsto construir el patio del CP Ponent de Inca, que, con un presupuesto de 278.105 euros, se prevé llevar a cabo durante este verano para que al inicio del próximo curso lectivo todo esté preparado para su uso.

La realización del proyecto del nuevo centro responde al compromiso del Govern de potenciar la construcción de nuevas escuelas e institutos con el principal objetivo de dar respuesta a las necesitados de escolarización de los distintos municipios de todo el archipiélago, así como situar el servicio educativo de la Comunidad Autónoma dentro de los niveles de calidad que corresponden a los ciudadanos baleares.

En este contexto, la Conselleria de Educación y Cultura está ejecutando el Plan de Infraestucturas educativas 2008-2009, que prevé una inversión de 120 millones de euros para implementar y modernizar la red de centros educativos de la Comunitat Autónoma con la construcción de 22 nuevos centros y la reforma y la ampliación de envergadura de otros 38 colegios.

Con este esfuerzo inversor, que tendrá continuidad en el Plan de Infraestructuras educativas 2010-2011, el Govern pone de manifiesto su voluntad "satisfacer las necesidades educativas actuales y futuras", así como de mejorar las condiciones de vida de las personas, al tiempo que trata de estimular la economía en un momento de dificultad como la actual.