La escuela católica de la localidad chadiana de Dono Manga prepara un proyecto con ayuda de una ONG aragonesa

ZARAGOZA, 26 (EUROPA PRESS)

La escuela católica Juan Bosco de la localidad chadiana de Dono Manga prepara un nuevo proyecto con ayuda de la organización no gubernamental de Dono Manga, cuya sede está en Zaragoza. La entidad solicitará una ayuda oficial a la Diputación de Zaragoza (DPZ) de 5.000 euros.

En declaraciones a Europa Press, la representante de la ONG María Victoria Mena explicó que las religiosas de la escuela creen preciso construir un muro para evitar que los animales entren en la escuela y, a la vez, "tener más controlados a los chicos durante el recreo", ya que ahora pueden entrar y salir libremente de la escuela, al no estar protegida con un muro.

La Diputación de Zaragoza (DPZ) concedió, en 2008, una ayuda equivalente al 80 por ciento de los 6.100 euros que solicitó la ONG para pagar el proyecto de la 'Gota de leche', con el que las religiosas de la escuela Juan Bosco alimentan a los escolares durante la larga época de sequía, en la que las familias de la zona sólo pueden hacer una comida al día.

Los escolares "están irritables y descentrados" por la falta de alimento, por lo que "decidimos darles el ayuno escolar", compuesto por una papilla a base de cacahuetes y grano. Varios alumnos tienen que recorrer cada día varios kilómetros desde los alrededores de Dono Manga para acudir a la escuela.

María Victoria Mena explicó que la Escuela Juan Bosco es católica, pero admite a alumnos musulmanes y animistas. La ONG aragonesa ha apoyado varios proyectos, entre otros uno para reemplazar los barracones de paja y barro por aulas levantadas con ladrillos. Los niños reciben clases seis días a la semana.