La Junta de Castilla y León prefiere que niños y niñas compartan aula

  • Valladolid, 12 feb (EFE).- La Junta de Castilla y León prefiere que los niños y las niñas compartan las aulas porque "la educación en colegios mixtos es un avance pedagógico", aunque según el criterio de esta Administración no habría base legal para retirar la subvención pública a un centro concertado que los separara.

Valladolid, 12 feb (EFE).- La Junta de Castilla y León prefiere que los niños y las niñas compartan las aulas porque "la educación en colegios mixtos es un avance pedagógico", aunque según el criterio de esta Administración no habría base legal para retirar la subvención pública a un centro concertado que los separara.

El portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, se ha referido así al debate surgido en torno a la propuesta del colegio concertado Montessori, de Salamanca, que tenía intención de separar a niños y niñas de Infantil a partir del último curso, aunque finalmente hoy ha anunciado que aplazará la decisión hasta que las familias que discrepan de la medida "se convenzan de las ventajas".

De Santiago-Juárez ha expresado que, por sus informaciones en torno al caso del Montessori, "parece que va a quedar en una reflexión".

La Junta de Castilla y León defiende que los niños y las niñas no deben ser separados en las aulas y el portavoz ha dicho desconocer el "rigor científico" de los estudios en que se apoya el colegio Montessori para haber planteado la segregación.

Ha recordado que en Castilla y León hay cuatro centros, cuya concertación económica se creó cuando aún las transferencias en Educación no estaban transferidas a la Administración autonómica, que no son mixtos.

Sin embargo, el portavoz ha explicado que no son casos equiparables a lo planteado por el Montessori, sino que no se trata de centros mixtos que separan a los chicos y chicas en aulas distintas, sino que son o bien de chicos, o bien de chicas.

Estos centros, todos ellos en Valladolid, son el Alcazarén, La Inmaculada, Peñalba y Pinoalbar.