Las empresas optan por medidas de conciliación de 'coste cero', como cheques guardería o restaurante, según un estudio

Ocho de cada 10 empresas de Madrid optan por la flexibilidad horaria como principal medida de conciliación MADRID, 23 (EUROPA PRESS) Los productos con importantes beneficios fiscales para el empleado y 'coste cero' para las empresas, como el cheque restaurante y el cheque guardería, se están generalizando entre las compañías, según se desprende de un estudio facilitado a Europa Press por la agencia de comunicación CVA sobre las Políticas de Flexibilidad en la Comunidad de Madrid. El estudio, que recaba información de 840 empresas ubicadas en esta comunidad, concluye que "cada vez más" las empresas ofrecen a sus empleados beneficios sociales que implican importantes ventajas fiscales. En concreto, a lo largo de 2008, el 42,54 por ciento de las empresas de la muestra ofrecieron a sus empleados el denominado 'cheque restaurante', mientras que un 16,83 por ciento se decantó por el 'cheque guardería'. Según la directora de CVA, Marisa Cruzado, "cuando la empresa no puede permitirse subir el sueldo a sus empleados, puede plantearse ofrecerle este tipo de servicios que supone para él importantes ventajas fiscales". "De esta forma, aunque no obtenga más salario, si saca más rendimiento al que percibe. Dadas las circunstancias actuales del mercado, cualquier medida para no perder poder adquisitivo es interesante", asevera. Por otro lado, la flexibilidad horaria sigue siendo la medida más extendida y valorada entre las empresas analizadas (84,93%, un 3,15% más que el año anterior) ya que, organizar turnos y horarios de trabajo "siempre que sea posible, en función de las necesidades personales y familiares de los empleados", puede suponer un ahorro en el cuidado de personas dependientes, esgrime el documento. Además, el 68,39 por ciento de las empresas ofrece a sus empleados jornada intensiva en la época estival. "Poder entrar un poco más tarde a trabajar, por ejemplo, facilita que muchos padres se ahorren el dinero que supone dejar a su hijo pequeño en el servicio de guardería del colegio hasta la hora de inicio de las clases", señala Cruzado. EL TELETRABAJO NO DESPEGA Por otro lado, el estudio constata una disminución en el porcentaje de empresas que recurren a medidas de conciliación que suponen una inversión por su parte como ocurre en el caso del teletrabajo. En concreto, mientras que en 2007 el 82,02 por ciento de las empresas encuestadas no se planteaban la posibilidad de que sus empleados trabajasen desde casa y el 59,64 por ciento ponían a su disposición la tecnología necesaria para trabajar; el año pasado el porcentaje alcanzó el 82,71 por ciento y el 53,47 por ciento respectivamente. La situación se repite en otras comunidades autónomas, donde la cifra de empresas que ofrece la opción del teletrabajo a sus empleados alcanza una media del 15,86 por ciento.