El dinero de Duvalier en Suiza promoverá proyectos de desarrollo en Haití

  • Ginebra, 12 feb (EFE).- Los siete millones de francos suizos (4,3 millones de euros) del ex presidente de Haití Jean-Claude Duvalier bloqueados por Suiza promoverán proyectos de desarrollo para la población de Haití.

El dinero de Duvalier en Suiza promoverá proyectos de desarrollo en Haití

El dinero de Duvalier en Suiza promoverá proyectos de desarrollo en Haití

Ginebra, 12 feb (EFE).- Los siete millones de francos suizos (4,3 millones de euros) del ex presidente de Haití Jean-Claude Duvalier bloqueados por Suiza promoverán proyectos de desarrollo para la población de Haití.

La Oficina Federal de Justicia suiza (OFJ) decidió devolver el dinero a Haití, al considerar que los dueños de las cuentas no pudieron demostrar que este dinero tiene un origen lícito.

Esta decisión de la OFJ podrá ser apelada por los dueños de las cuentas ante el Tribunal Penal en los 30 días siguientes a su comunicación.

El caso Duvalier comenzó en 1986 cuando las autoridades haitianas pidieron que se congelaran los fondos de ex presidente, aunque no se hizo efectiva hasta 2002.

Aunque las autoridades helvéticas intentaron que el gobierno de Haití y la familia Duvalier llegaran a una solución, nunca lo logró.

Entonces, el gobierno suizo, en colaboración con el Banco Mundial (BM) y con el representante del secretario general de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Haití, Louis Joinet, ayudó a las autoridades haitianas a emprender acciones legales contra la familia Duvalier.

En mayo de 2008, las autoridades haitianas proporcionaron información y evidencias en apoyo de su petición original de 1986.

Con esta información y con la confirmación de que las acciones criminales contra los Duvalier estaban en marcha por apropiación indebida de fondos públicos, las autoridades suizas decidieron mantener los fondos congelados y entregarlos a la nación latinoamericana si la familia del ex dictador no demostraba pruebas contundentes.

Los Duvalier están acusados por Puerto Príncipe de haber apartado más de 100 millones de dólares camuflados en obras sociales antes de la caída del dictador en 1986.