Escuelas Católicas lamenta que la Junta "discrimine" a los alumnos de la concertada en el Plan de Refuerzo Educativo

MÉRIDA, 9 (EUROPA PRESS) Las Escuelas Católicas de Extremadura (FERE-CECA y EyG) lamentaron hoy que el Plan para el Refuerzo Educativo anunciado hoy por la Junta de Extremadura, para el curso 2008-2009, "discrimine gravemente" a la enseñanza concertada al "excluir" del mismo a los alumnos escolarizados en dichos centros. En nota de prensa, las Escuelas Católicas recordaron que este plan, por el que la administración educativa dota de medios suficientes para poder impartir clases de refuerzo en horario de tarde a los alumnos en riesgo de suspender al final del curso, "ya olvidaba" en el curso 2007-2008 a los alumnos de los centros concertados, hecho que fue criticado en su momento por Escuelas Católicas de Extremadura. Al respecto, esta organización dirigió durante el año pasado varios escritos a la propia consejera de educación, Eva María Pérez, para que el Plan de Refuerzo "dotara de los medios que permitieran la apertura de los centros concertados una tarde a la semana, puesto que, los alumnos de estos centros tienen las mismas necesidades y los mismos derechos que sus compañeros de la red pública". "Según las manifestaciones realizadas en el día de hoy por la consejera de educación, el Plan de Refuerzo Educativo para el curso 2008-2009, excluye una vez más dotar de medios económicos a los centros concertados para llevar a cabo esta tarea, con lo cual, nuevamente la Consejería de Educación discrimina a las familias de los centros y obvia las necesidades de los alumnos escolarizados en los centros concertados extremeños", lamentó. De esta forma, apuntó Escuelas Católicas que la LOE regula la posibilidad de establecer programas de refuerzo para potenciar el éxito escolar, sin exclusión del alumnado de los centros concertados. "Esta Ley establece expresamente que las Administraciones educativas tienen que tener en cuenta en sus consignaciones presupuestarias la oferta existente de centros públicos y privados concertados para garantizar el derecho de todos a la educación, así como los derechos individuales de los alumnos, padres y tutores", aseveró. APOYO DEL DEFENSOR DEL PUEBLO Escuelas Católicas recordó también que el propio Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, mediante escrito de fecha 30 de septiembre de 2008, consideró "discriminatoria" la instrucción de la Junta de Extremadura que regulaba el plan de refuerzo escolar para el curso 2007/2008. Según Escuelas Católicas, Múgica afirmó que "no parece atender al principio constitucional de igualdad al hecho de que las dificultades de promoción de los alumnos en materias determinadas que tratan de superarse a través de las medidas de apoyo y refuerzo previstas en la citada instrucción pueden afectar por igual a los alumnos escolarizados en centros privados concertados y en centros públicos, por lo que no parece justificado, desde el punto de vista del principio de igualdad, restringir a estos últimos la posibilidad de obtener ayudas y no dar opción alguna para su obtención a los centros privados concertados". Escuelas Católicas de Extremadura espera que la Administración regional recapacite en su trato hacia la enseñanza concertada para "recuperar el necesario dialogo y no poner en peligro el debate de la futura Ley de Educación Extremeña".