Maíllo critica la falta de planificación de Educación ante las altas temperaturas y llevará este asunto al próximo Pleno


SEVILLA|

El coordinador general y portavoz parlamentario de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha criticado este martes la "falta de planificación" de la Consejería de Educación ante las altas temperaturas, un asunto por el que le preguntará a la titular del ramo, Sonia Gaya, en el próximo Pleno del Parlamento andaluz.

Así lo ha explicado Maíllo, en declaraciones a los periodistas, tras registrar una pregunta de máxima actualidad para que pueda debatirse en la sesión plenaria de esta semana, todo después de que la Dirección General de Ordenación Educativa de la Consejería de Educación haya librado una circular destinada a los centros educativos en la que autoriza a los padres a dejar de llevar a los niños al colegio hasta final de curso por el calor.

Al respecto, el líder andaluz de IU ha explicado que su formación política exigirá explicaciones a Gaya ante el Pleno de la Cámara, a la par que ha indicado que también han pedido su comparecencia porque esta circunstancia "exige un debate sereno y más profundo".

Maíllo ha avisado de que la Consejería "no tiene planificada ningún tipo de actuación" para hacer frente a esta situación y se ha remitido a la Estrategia energética del 2020, concretamente al plan de acción para el 2016-2017, para advertir que el mismo, "con un total de 131 actuaciones, solo siete son para Educación y ninguna contempla refrigeración o adecuación energética de los centros escolares".

A su juicio, y contando Andalucía con más de 5.000 centros escolares, estas cifras reflejan "unas actuaciones que son desproporcionales en cuanto a falta de atención en ese Plan de Acción Energética".

"Que la Consejería haya dicho que se dé flexibilidad para no ir a clase por el calor demuestra que el servicio educativo no puede atender este tipo de incidencia", ha lamentado Antonio Maíllo antes de defender que "hay que dar respuesta a esta falta de planificación y el plan de acción de la Estrategia energética no la da".

Ha concretado que en dicho plan "solo se dedica 2,6 millones a las actuaciones de Educación en un contexto de 19,5 millones, lo que supone dedicar el 13,38 por ciento a Educación cuando es la mayor red de edificios públicos de la Administración".

Además, ha reprochado a la Consejería que proponga que los niños puedan dejar de acudir a la escuela sin plantear que "hay familias que no pueden elegir no llevarlos o que en los centros de Secundaria hay exámenes a final del curso". "¿Qué pasa con ese alumnado? ¿hay condiciones para desarrollar esas pruebas?", se ha preguntado antes de defender que se tenía que haber dado más certidumbre a los centros "y no trasladar las responsabilidades a los equipos directivos de los centros".

Y es que, como ha explicado el coordinador general de IULV-CA, la casuística de este asunto "es mucho más compleja que la mera circular que ha mandado la Consejería a los centros", refiriéndose a que hay diferentes temperaturas según las zonas de Andalucía o a que los alumnos que tienen pruebas y exámenes al final del curso.

"La Consejería tiene que saber que la complejidad y la casuística es más variada que lo que plantea con carácter genérico, que es una especie de lavado de mano para amortiguar un problema de calor que hay que resolver pero trasfiriendo la responsabilidad a los equipos directivos y a las familias", ha abundado Maíllo.

Con todo, el dirigente de IU ha defendido que la Junta debería tratar cada caso de manera individualizada y no plantear un plan integral para tratar en las mismas condiciones a centros que no son iguales, sino plantear "una adecuación parcial, focalización geográfica y dentro de los centros establecer zonas que garanticen que en situaciones extremas se puedan usar determinadas aulas para exámenes o clases que se trasladen de las zonas superiores a las zonas centrales".