Cultura constata el "buen estado de salud" de la lectura entre los niños y adolescentes

BARCELONA, 20 (EUROPA PRESS)

El conseller de Cultura y Medios de Comunicación, Joan Manuel Tresserras, constató hoy el "buen estado de salud" de los índices de lectura entre los niños y adolescentes de Catalunya, ya que, apuntó, un tercio de la industria editorial catalana se dedica a los libros infantiles y juveniles.

En rueda de prensa para presentar un plan de fomento de la lectura en las aulas, el conseller consideró que "es suficientemente relevante que un tercio del sector editorial se concentre [en este público], lo que muestra su buen estado de salud".

Señaló que los niños y adolescentes catalanes no sólo consumen lecturas obligadas por los colegios, y lamentó que se trate de una franja de edad "fugaz".

El conseller de Educación, Ernest Maragall, manifestó su "impresión acumulada" de que "los niños leen y los centros les hacen leer", así como que existe una presencia sistemática y generalizada de la presencia de los libros en las aulas.

TECNOLOGÍAS "COMPLEMENTARIAS"

Tresserras apuntó que los contenidos digitales, por ejemplo los de Internet, "no son plataformas de sustitución de la lectura, sino que tienen un carácter complementario". Con esto defendió, que los estudiantes "deben leer" para formarse como ciudadanos.

El director general de Innovación de la Conselleria de Educación, Joan Badia, opinó que las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) son una "oportunidad para incrementar el gusto por la lectura", y avanzó que la próxima edición del Informe PISA --que evalúa las competencias básicas de los alumnos-- examinará la lectura de textos electrónicos. "El soporte es distinto pero la estructura es la misma", dijo.

A este efecto, Maragall consideró que "hay que empezar a pensar en dar una dotación digital a las bibliotecas", y en dar accesibilidad a los alumnos a los libros digitalizados.

Con el fin de fomentar la lectura en los colegios, Tresserras y Maragall presentaron hoy en el colegio Pompeu Fabra de Barcelona, con intención "simbólica", 12 actuaciones concretas. Destaca la lectura en voz alta que se realizará en las escuelas que lo deseen a cargo de 30 actores.