El Gobierno de Navarra aprueba un gasto de 5 millones de euros para el nuevo colegio público de la Chantrea

Reunirá en un mismo centro al actual alumnado del colegio Arturo Kanpion y la ikastola Axular

PAMPLONA, 18 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Navarra autorizó hoy al departamento de Educación a celebrar el contrato de redacción del proyecto, dirección facultativa y ejecución de las obras del nuevo colegio público de Educación Infantil y Primaria de la Chantrea (Pamplona), por un valor de 5.017.129,00 euros. De ellos, se invertirán 870.000,00 euros con cargo al Presupuesto de gastos del año 2009 y otros 4.147.129,00 euros se detraerán del de 2010.

Este nuevo centro reunirá en unas nuevas y modernas instalaciones a los actuales alumnos del colegio Arturo Kanpion y la ikastola Axular, ambos también sitos en el barrio pamplonés de la Chantrea. Las obras constructivas se prolongarán durante el curso escolar 2009-2010 y durante ese tiempo los alumnos de estos dos centros educativos darán clase en el colegio pamplonés de Buztintxuri, recientemente construido.

En la actualidad, el edificio en el que se ubica el colegio público de Infantil y Primaria Arturo Kanpion se está utilizando de forma parcial, después de que en 2008 se detectaran problemas estructurales en una de las alas que forman el edificio.

A raíz de ello, el departamento de Educación decidió desalojar el ala del edificio afectada y agrupar la totalidad del alumnado en el ala que se encontraba en correcto estado. Para ello, durante los meses de verano de 2008, se acometieron obras de reforma interior en la parte del edificio sano, y se instaló un módulo prefabricado situado en el patio del colegio para completar los espacios requeridos para realojar a la totalidad de los alumnos. Se trataba de medidas de carácter provisional que se adoptaron para mantener la actividad escolar antes de la demolición del edificio y su nueva construcción.

Junto al actual Arturo Kanpion se encuentra la Ikastola Axular, centro de prácticamente una línea de Infantil y Primaria (únicamente en dos cursos se llega a desdoblar aulas).

Dado que ambos centros, Arturo Kanpion, con dos líneas, y la Ikastola Axular, de una sola, se encuentran muy próximos, separados sólo por medio de un cierre de patio y visto que ambos imparten el mismo modelo lingüístico D (educación en euskera con castellano como asignatura) y se encuentran en edificios de edad avanzada y estado delicado, el departamento de Educación ha decidido llevar a cabo el derribo de los dos centros para posteriormente construir en la parcela un único centro de educación infantil y primaria de tres líneas, unificando ambos centros en uno.

En la actualidad la ikastola Axular tiene 207 alumnos y en el Arturo Kampion hay 289. Para recibirlos a todos, el nuevo colegio tendrá 3 líneas completas de Educación Infantil y Primaria, es decir, 9 grupos de Infantil y 18 de Primaria, lo que significa una capacidad de 675 niños aproximadamente.

El nuevo centro deberá incluir para Infantil 9 aulas, 5 aseos alumnos, 1 aseo de profesores infantil, 1 aula de usos múltiples y 1 cuarto limpieza. Asimismo, deberá contar para Primaria con 18 aulas, 6 aseos, 6 aulas de desdobles, 1 aula de usos polivalentes, 1 aseo de profesores, 1 biblioteca, 1 aula de música, 1 aula de informática, 1 aula de idiomas y 1 cuarto de limpieza.

En cuanto a espacios comunes, deberá haber despacho de fisioterapeuta, despachos orientador/administración, 1 gimnasio, 2 vestuarios, almacén gimnasio, sala de profesores, despacho de dirección, secretaría de sala apyma, conserjería /reprografía, comedor, cocina, almacén, vestuario de cocina, cuarto de instalaciones y pista deportiva exterior cubierta.

REMODELACIÓN EN AXULAR

En la actualidad la ikastola Axular, cuenta con un edificio anexo al aulario que se construyó con posterioridad al aulario, que contiene gimnasio, almacén y vestuarios de gimnasio, frontón exterior y un espacio de recreo bajo cubierta. El departamento de Educación prevé la remodelación y adaptación a la normativa vigente de este edificio deportivo, ya que se encuentra en buen estado y no ve viable su demolición. Por lo tanto la nueva construcción no duplicará estos espacios deportivos.

Para garantizar la eficiencia en este expediente administrativo, se ha propuesto contratar la redacción del proyecto, su dirección y las obras correspondientes en un solo contrato, aunando dos expedientes en uno y propiciando también que se proyecte un sistema constructivo que prime la rápida construcción del edificio. Desde el departamento se pondrán todas las medidas necesarias para realizar un seguimiento exhaustivo del proceso constructivo que garantice el control de la contratación.