El nuevo decreto sobre educación infantil supone la introducción en centros de un proyecto pedagógico

SEVILLA, 12 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Gobierno aprobó hoy el decreto regulador de los centros que imparten el primer ciclo de Educación Infantil (hasta 3 años de edad). La norma establece los requisitos de creación, autorización, funcionamiento y admisión del alumnado, así como el procedimiento para incrementar progresivamente la oferta de plazas hasta la universalización de esta enseñanza, mientras que los centros tendrán que introducir un proyecto pedagógico.

El nuevo decreto será de aplicación tanto en los centros públicos de titularidad municipal y autonómica, que adoptarán la denominación de Escuelas Infantiles, como en los centros educativos privados, que se llamarán Centros de Educación Infantil.

Según explicó la consejera de Educación, Mar Moreno, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, este decreto supone pasar del modelo tradicional de guarderías a un nuevo modelo de escuelas infantiles, donde al perfil social (posibilitar la conciliación familiar) se une un perfil educativo, esto es, el proyecto pedagógico que hasta ahora no existía. Puso especial énfasis en la necesidad de la participación de las familias en este proceso de calado, que, según apuntó, terminará un tiempo en cerrarse y supondrá la creación también de consejos escolares.

Moreno también indicó que un objetivo esencial es trabajar con el sector en mejorar el modelo y en la planificación de la futura red pública de centros infantiles.

Atendiendo al carácter educativo y no sólo asistencial que la nueva norma confiere a la Educación Infantil, los centros deberán incorporar un proyecto pedagógico que, entre otros contenidos, incluirá las medidas específicas de atención a la diversidad del alumnado; un plan de orientación y acción tutorial; la organización de los servicios, instalaciones y recursos materiales, y los procedimientos de evaluación interna y de información a los padres sobre la evolución de los niños. Asimismo, contarán con un órgano de participación de toda la comunidad educativa, denominado Consejo Escolar.

De acuerdo con la nueva regulación, los centros deberán contar con un mínimo de tres unidades, una para cada tramo de edad y con las siguientes ratios: máximo de 8 alumnos en la unidad para menores de un año; 13 en la de uno a dos años, y 20 en la de dos a tres.

Para el aumento de la oferta y la consiguiente creación de plazas, financiadas íntegramente con fondos públicos, el decreto fija como principal procedimiento la suscripción de convenios entre la Consejería de Educación y las entidades privadas, las corporaciones municipales y otras administraciones. El objetivo de la Junta es llegar en 2012 a los 100.000 puestos escolares para menores de tres años y atender progresivamente toda la demanda antes del final de la próxima legislatura.

Frente a la situación actual en la que una misma guardería puede ofertar plazas públicas y privadas, la norma aprobada por el Consejo de Gobierno establece que aquellos centros que suscriban estos convenios deberán ofrecer la totalidad de sus puestos escolares a precio público. Para facilitar la aplicación de esta medida, se establece un calendario de adaptación que comenzará el próximo curso con las plazas para menores de un año y continuará hasta alcanzar a la totalidad en el 2011/2012.

PRECIO PÚBLICO

El precio público, que la Consejería de Educación fija anualmente con carácter común, ascenderá el próximo curso a 278,88 euros mensuales para los servicios de atención socioeducativa y comedor escolar (en horario de 7.30 a 17.00) y a 55,34 euros para las actividades complementarias de juego y entretenimiento que adicionalmente se ofrecen de 17 a 20 horas.

Sobre los precios públicos, y dependiendo del nivel de rentas de las familias, la Administración autonómica aplica bonificaciones de hasta el 75% en los servicios socioeducativos y comedor escolar y de hasta el 50% en los talleres de juegos. Además, se establece la gratuidad total para los niños en circunstancias sociofamiliares de grave riesgo y para las víctimas del terrorismo y de la violencia doméstica.

De acuerdo con el decreto, y a fin de facilitar al máximo la compatibilidad entre vida laboral y familiar, tanto las escuelas infantiles públicas como los centros conveniados ofrecerán sus servicios de lunes a viernes todos los días no festivos del año, salvo el mes de agosto, en horario ininterrumpido de 7.30 a 20.00.

Respecto al personal, los centros de primer ciclo deberán disponer de un número mínimo de maestros titulados en la especialidad de Educación Infantil, que dependerá de las plazas disponibles, mientras que al resto de los profesionales se les exigirá la titulación de Técnico Superior en Educación Infantil o el correspondiente curso de habilitación.

Andalucía cuenta en este curso con 1.318 centros que ofertan 80.823 plazas del primer ciclo de Infantil. De ellas, 66.846 son de financiación pública.