IC denuncia que la Consejería de Educación reduce en un 54% las partidas para mejoras de los centros en Canarias

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 24 (EUROPA PRESS)

El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Canarias (STEC-IC) ha calificado este viernes de "muy grave" la situación de desmantelamiento de la educación pública canaria por la política de recortes drásticos que lleva a cabo el Gobierno de Canarias y su Consejería de Educación.

"No pecamos de alarmismo al afirmar con rotundidad, que la Consejería pretende el desmantelamiento de la educación pública, abandonando al alumnado de Canarias en todos los niveles de la educación pública", asegura STEC-IC que añade en un comunicado que "los últimos acontecimientos revelan sus despropósitos y su voluntad de privatización de este servicio público tan prioritario para nuestra población".

De igual forma, el STEC-IC denunció "un atentado más a la educación pública: la reducción del 54 por ciento de los proyectos de mejora de los centros educativos". Para el curso académico actual, la Consejería de educación dotó 2.715.000 euros para la financiación de los proyectos de mejora de los centros públicos de la Comunidad Autónoma de Canarias. Sin embargo, en la convocatoria sobre estos proyectos para el próximo curso escolar, la financiación asciende a 1.240.000 euros. Esto supone un recorte de 1.475.000 euros, equivalentes a un 54 por ciento menos en el próximo período escolar", informó el sindicato.

Estos proyectos están relacionados con los centros y la calidad educativa. Los mismos son llevados a cabo voluntariamente por el propio profesorado y tanto pueden referirse a salidas del alumnado, actividades extraescolares, huertos escolares, bibliotecas, ayudas en el aprendizaje del alumnado, fomentar el nivel cultural del alumnado o la participación de las familias en las Escuelas y un largo etcétera más.

"Con esta reducción drástica de dichos proyectos, la Consejería de Educación se desentiende total y absolutamente de cualquier mejora que redunde en beneficio del alumnado, logrando a la par su objetivo de sacudirse progresivamente la responsabilidad en educación mediante el desmantelamiento paulatino de este servicio público", afirma el sindicato.

Por ello, el STEC-IC desea trasladarle a todos los agentes implicados en el ámbito educativo la "imperiosa" necesidad de forjar un frente común, en torno a un programa, que frene la política privatizadora del actual Gobierno de Canarias y que apueste por la dignificación y la defensa del sistema educativo público canario.

Aquí enumeran la eliminación de alrededor de un centenar de ciclos formativos en Formación Profesional, la supresión de todos los cursos específicos de todas las Escuelas de Idiomas, la disminución de la oferta idiomática, y la imposición de unas ratios --número de alumnado por aulas-- en Primaria de 28 alumnos, provocando además mezclas de distintos niveles.

Asimismo indican que "a todo ello y más, habría que añadirle la eliminación fulminante en este curso 2008/09 de los programas de la Red Canaria de Escuelas Solidarias, de Salud, de Contenido Canario, de Bibliotecas y los planes de Igualdad".