IU critica que un centro concertado de Salamanca pretenda separar a niños y niñas en las aulas

SALAMANCA, 10 (EUROPA PRESS) Izquierda Unida de Salamanca mostró hoy su "repulsa" ante el anuncio del Colegio Montessori de separar a niños y niñas para el próximo curso ya que "es un centro que está siendo sufragado por el conjunto de los contribuyentes". En este aspecto, señaló que la agrupación de izquierdas "siempre se ha mostrado partidaria de suprimir los conciertos educativos", por este motivo solicitó que "la Consejería de Educación debe cortar la financiación de un centro que pone en marcha un ideario alejado de los valores constitucionales y del modelo educativo español". "Al margen de que no nos creemos la letra de los informes que esgrime el Colegio Montessori para apoyar su política de segregación de sexos, lo que tenemos muy claro es que el espíritu del mismo está claramente confrontado con los valores de nuestro modelo educativo: la pluralidad, la igualdad de sexos, la convivencia normalizada entre niños y niñas", señaló Izquierda Unida. Además, en el comunicado incidieron en que "no sólo son relevantes los aspectos que inciden en el desarrollo cognitivo sino en la integración social en el marco de la educación. Segregar a los niños es un varapalo que la Consejería no debería tolerar y menos si se está recibiendo financiación pública". También señaló que "en principio el problema debería ser sólo de la comunidad educativa de este colegio, de los padres que han optado por el modelo del Opus Dei y no el modelo público, pero desde el momento en que lo que está en juego es la educación, y que lo que se impone son valores alejados de los del modelo constitucional, éste es un problema que nos incumbe". Finalmente, insistió en que "lejos de lo que nos quieren hacer creer sobre que el Estado no tiene valores, y que la educación es sólo cosa de los padres, España tiene como seña de identidad la pluralidad, la igualdad y la defensa de las libertades, valores que casan mal con la segregación, los miedos y los mitos sobre los que se apoya el ultracatolicismo".