Las Corts rechazan en tercera votación una iniciativa del PSPV sobre educación infantil

VALENCIA, 30 (EUROPA PRESS)

El Pleno de las Corts rechazó hoy en la tercera votación --con 45 votos en contra y 42 a favor-- una Proposición No de Ley presentada por el PSPV-PSOE sobre la constitución de una red pública dependiente de la Generalitat para el primer ciclo de educación infantil de 0 a 3 años, tras el empate a 41 en las dos primera votaciones.

El empate producido en la primera votación se produjo, en las filas del PP, por la ausencia de 13 diputados --Rita Barberá, Alberto Fabra, Fernando Giner y los consellers con acta de diputado Vicente Rambla, Gerardo Camps, Juan Cotino, Maritina Hernández, Serafín Castellano, Rafael Blasco, Alejandro Font de Mora, José Ramón García Antón, Trini Miró, así como el presidente Francisco Camps-- de sus 54 parlamentarios.

En los escaños de la oposición, que votaron a favor de la iniciativa, de los 38 diputados socialistas faltaron José Camarasa, Soledad Sorribes y Diego Maciá; y de los siete que ocupan Compromís y No Adscritos, faltó Gloria Marcos, de la última agrupación.

Tras la primera votación, el diputado socialista José Camarasa entró al hemiciclo para emitir su voto y esto dio lugar a un altercado en la sala. La presidenta de las Corts, Milagrosa Martínez, apeló al Reglamento de la Cámara que dice que ningún diputado podrá entrar durante las votaciones y que, si en una segunda ronda, persiste el empate, se suspenderá el pleno para dar lugar a una nueva votación.

Esto generó un debate sobre la interpretación del Reglamento. Así, el portavoz socialista, Ángel Luna, explicó que Camarasa había entrado al hemiciclo entre las dos primeras votaciones y entiende que es "práctica habitual de esta Cámara que los diputados entren" en ese momento. Por ello, aseveró que si la presidenta, "porque políticamente le conviene en este supuesto, va a cambiar el criterio con el que ha estado interpretando" el reglamento, es un cambio que "políticamente le implica, como le está implicando todo lo que está haciendo en esta Cámara", cuando "está obligada a la imparcialidad".

El portavoz del PP, Ricardo Costa, criticó la "amenaza continua" por parte de Luna y señaló que no se permite la entrada durante la votación completa --en este caso la primera y la repetición--, sino en el momento en que se cambia de punto.

En este momento, la consellera Maritina Hernández entró al hemiciclo y la presidenta le pidió que saliera y dijo que Camarasa debía abandonar la sala de la misma forma. Ante la persistencia en las filas socialistas, Martínez manifestó que, si Camarasa permanecía en la votación, podrían entrar todos los diputados que se encontraban en la puerta.

Esto provocó finalmente la salida de Camarasa, un segundo empate a 41 votos y la suspensión del pleno por cinco minutos, que permitió la entrada, para la tercera votación, de Camarasa, así como de los consellers Blasco, Castellano, Hernández y Gerardo Camps, cuyos votos sumaron 45 en contra de la proposición socialista, mientras que la oposición, a favor de la iniciativa, obtuvo 42.

"DESVIAR RECURSOS PÚBLICOS"

El diputado socialista fue el encargado de defender la Proposición No de Ley y criticó la ausencia de todos los miembros del Consell ante una iniciativa educativa. Además, pidió la dimisión de Francisco Camps porque, dijo, "permite" una política educativa cuyo "único compromiso es el de desviar progresivamente los recursos públicos a la escuela privada", sobre todo, en los ciclos infantiles.

Criticó la falta de negociación de la Conselleria de Educación con la Plataforma per l'Ensenyament Públic y que desde el PP afirmen que los 13 puntos que defiende esta entidad, entre los que mencionó la existencia de 1.300 barracones y el 40 por ciento de fracaso escolar, no son suficientes para convocar una huelga.

El diputado de Compromís lamentó, en la misma línea, la "postura intransigente, autoritaria y prepotente" del Consell que se traduce --dijo-- en transmitir que estan "reforzados para hacer lo que quieran". Además, criticó la "ausencia casi absoluta" de escuelas infantiles y aseguró que "si existen, es por el esfuerzo de los ayuntamientos".

Por su parte, la diputada del PP Alicia de Miguel --quien, según Sanmartín, tenía un "papelón" al defender la política educativa del Consell tras la huelga y manifestaciones del pasado martes-- consideró que el debate, "por antiguo, parece absurdo". Según dijo, la red de educación pública infantil "ya existe y cada año da mayor cobertura", por lo que mostró su sorpresa por que la iniciativa no planteara cuestiones "de mayor envergadura".

En este sentido, De Miguel destacó la "voluntad" de la Conselleria para negociar y se refirió a las "numerosas" reuniones que ha mantenido con la Plataforma. Asimismo, defendió la entrada de la iniciativa privada en el concierto de la educación infantil y aseguró que los 13 puntos defendidos por la entidad educativa se encuentran "resueltos o en fase de resolverse" y que trasladará a la oposición el documento que así lo acredita.