Los padres de El Álamo recuerdan el aniversario de la venta del Miguel Ángel Blanco a una empresa privada

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Las asociaciones de Padres y Madres de la localidad de El Álamo se concentraron esta semana y realizaron una asamblea abierta para recordar el aniversario de la venta del colegio público Miguel Ángel Blanco a una empresa privada, con el consecuente cambio de titularidad pues el centro pasó a ser concertado.

La empresa adjudicataria fue la Unión Temporal de Empresas (UTE) compuesta por las firmas Escuelas Urbanas S.L y Escuelas de Ocio S.L, con sede en Madrid, y justo hace un año, el Ayuntamiento de la localidad, con el consentimiento de la Consejería de Educación de la Comunidad, dio la autorización para este cambio.

Esta decisión disgustó a muchos padres que a la vuelta de las vacaciones de Navidad del pasado año se enteraron de que su centro, el Miguel Ángel Blanco, que venía dando clases a sus 66 alumnos en las aulas del CEIP El Álamo a la espera de que concluyeran las obras de su propio edificio, cambiaría de titularidad.

La sorpresa fue el anuncio de la venta de esas nuevas instalaciones por parte del equipo de Gobierno municipal del PP a una empresa privada, para reconvertirlo en un centro concertado, con el argumento de que su hacienda estaba en bancarrota.

Así, el 19 de marzo, en vísperas de la Semana Santa, se convocó de urgencia el pleno municipal con el fin de aprobar el Dictamen para 'otorgar mediante Concurso Público la concesión del uso privativo' de dichas instalaciones. Desde entonces, y a pesar de las protestas de los padres, los profesores, los alumnos, organizaciones sindicales, sociales y políticas, el procedimiento siguió su curso.