Marian Montaña y Francisco Calle ganan el Concurso de Ideas de Negocio con un proyecto vinculado a la encuadernación

LOGROÑO, 12 (EUROPA PRESS)

Los estudiantes de Derecho e Ingeniería Técnica Electrónica Marian Montaña y Francisco Calle, respectivamente, han resultado ganadores del Concurso de Ideas de Negocio promovido por la Cátedra de Emprendedores de la Cámara de Comercio de Industria en la Universidad de La Rioja.

Su idea empresarial, bajo el título 'Encuadernación ConLomo', ha resultado ganadora del primer premio de este certamen, dotado con 2.000 euros, al proponer la creación de una empresa dedicada a la encuadernación de publicaciones con un "sistema innovador" que evita roturas y deterioros.

La directora general de la Cámara de Comercio, Virginia García; la vicerrectora de Relaciones Internacionales e Institucionales de la Universidad de La Rioja, Sylvia Sastre, y el director de la Cátedra de Emprendedores, Eduardo Rodríguez, han presentado en rueda de prensa el resultado de esta cuarta edición del certamen.

El segundo premio, dotado con 1.000 euros, ha correspondido a Rosa Uyá, por su proyecto 'Cerebro Activo' para la creación de una consulta de terapia ocupacional a domicilio.

El tercer premio, con 500 euros, lo ha recibido Patricia López, por 'A.L.C.' por su idea para crear una compañía dedicada al alquiler de locales para celebraciones familiares o de empresas.

Virginia García ha subrayado el "éxito de participación" de esta convocatoria en la que se han inscrito 40 ideas de negocio, el doble que el año pasado.

Los cuatro galardonados se podrán inscribir de forma gratuita en el curso de creación de empresas que promueve la propia Cátedra de Emprendedores con el fin de que "puedan definir el plan de empresa y lograr un negocio viable", añadió la directora general de la Cámara.

La vicerrectora de la Universidad de La Rioja también ha animado a los alumnos a "llevar a cabo" su idea. En su opinión, resulta "imprescindible" aplicar "estas ideas innovadoras" para que "cristalicen" y "den lugar" a un "empleo sostenible".

Por su parte, Eduardo Rodríguez destacó la "originalidad", "variedad" y "alto nivel de calidad" del concurso y confió en que las propuestas que "no han podido ser premiadas" se desarrollen y puedan optar a un reconocimiento en el certamen del mejor emprendedor de 2009, que se fallará a final de año.