Más de 13.000 personas de 54 países ayudan económicamente cada año a la Universidad de Navarra


PAMPLONA|
Más de 13.000 personas de 54 países ayudan económicamente cada año a la Universidad de Navarra

Más de 13.000 personas de 54 países ayudan económicamente cada año a la Universidad de Navarra PAMPLONA | EUROPA PRESS

Las aportaciones permiten sacar adelante programas de becas, proyectos de investigación y actividad del Museo

La Universidad de Navarra recibe, cada año, donaciones de más de 13.000 personas que ayudan a sacar adelante proyectos como programas de becas de grado y posgrado, proyectos de investigación biomédica y de humanidades, así como programación artística del Museo.

Las personas que ayudan son, en su mayoría, antiguos alumnos, miembros de la Asociación de Amigos, pacientes de la Clínica y empleados de la propia institución. La Universidad cuenta además con el apoyo económico de más de 250 empresas, instituciones y fundaciones. El 33,6% de los donantes son de Navarra; el 61% procede del resto de España y el 3,4% restante ayuda a la Universidad desde 54 países diferentes.

Con la colaboración de todos ellos, ha informado la UN en un comunicado, se han podido destinar durante este curso 22,9 millones de euros a proyectos tanto de la Universidad como del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA). El 41% del importe se ha dedicado a investigación, el 37% a becas para alumnos de grado y de posgrado, el 13,5% a construcción y actividad del Museo, y el 8,5% restante a facultades, centros y gastos de estructura.

Con motivo del fin de curso, el rector, Alfonso Sánchez-Tabernero, ha querido "agradecer" la "confianza y la generosidad de las más de 13.000 personas que han realizado una donación a los proyectos que tenemos en marcha". "De manera especial, me gustaría destacar la ayuda que los antiguos alumnos realizan y la aportación de la Asociación de Amigos. Su ayuda incondicional supone un estímulo y un compromiso para el trabajo diario", ha dicho.

Entre las personas que realizan una donación anual, cabe subrayar la implicación de más de 850 empleados de la propia Universidad que ayudan a través de Alumni-Universidad de Navarra.

La Universidad de Navarra, ha indicado el centro, es una institución sin ánimo de lucro y por tanto no reparte beneficios. En los ejercicios con excedentes económicos, éstos se reinvierten en la propia actividad de la Universidad que los ha generado (docencia, investigación o asistencia sanitaria). Cada año, los esfuerzos por lograr nuevas fuentes de financiación se ven incrementados para sostener los proyectos que ya están en marcha y los que comenzarán dentro del plan estratégico de la Universidad.