Un profesor de dibujo es suspendido de empleo y sueldo por negarse a evaluar a dos alumnas rumanas en Lugo

Educación abrió un expediente disciplinario tras alegar el docente que no estaba capacitado por una "cuestión académica" y "no racista"

LUGO, 15 (EUROPA PRESS)

Un profesor de dibujo de secundaria fue suspendido de empleo y sueldo por negarse a evaluar a dos alumnas extranjeras en un centro de la ciudad de Lugo supuestamente por carecer de un conocimiento suficiente de castellano o de gallego.

El delegado en funciones de la Consellería de Educación en Lugo, Luís Álvarez, confirmó hoy que un profesor de dibujo de un centro de secundaria de la ciudad en la actualidad cumple una sanción por negarse a evaluar dos alumnas rumanas.

En su edición de hoy el diario 'El Progreso' señala que a este profesor se le expedientó por negarse a evaluar a estas estudiantes por no tener un conocimiento suficiente de castellano ni de gallego.

Álvarez declinó concretar el centro, y quien es el profesor, por lo que se limitó a ratificar que, en estos momentos, el docente se encuentra suspendido de empleo y sueldo, aunque no concretó el tiempo que permanecerá en esta situación.

Asimismo, el delegado de Educación precisó que "durante el curso pasado este profesor dijo que no estaba capacitado y, por tanto, se negó a evaluar a estas dos alumnas que se incorporaron al centro donde imparte clases procedentes del extranjero".

"Entonces a través del servicio de Inspección se le requirió tanto verbal como por escrito a que evaluase a esas alumnas, puesto que el derecho de los estudiantes a ser evaluados prevalece sobre cualquier otra consideración que un profesor a titulo particular pueda hacer", aclaró.

EXPEDIENTE DISCIPLINARIO

Sin embargo, el profesor se mantuvo en su postura, por lo que la consellería decidió abrir un expediente disciplinario y se hizo una propuesta de sanción, que el docente recurrió, y que el juzgado de lo Contencioso-Administrativo desestimó.

Al respecto, Álvarez destacó que este caso es "tan inaudito" que es el único que se ha planteado entre la comunidad educativa en Galicia. "El profesorado tiene la obligación de evaluar a los alumnos. Es cierto que eso requiere un esfuerzo adicional importante, pero forma parte de una normalidad que tenemos en este momento en el sistema educativo y que, en base a la profesionalidad de los profesores, se lleva a cabo con normalidad", recalcó.

En este sentido, precisó que esto "no quiere decir que tenga una dificultad añadida". Con todo, negó que tras esta negativa existan "tintes racistas" y puntualizó que se trata de una "cuestión meramente académica".