Unos 3.000 alumnos de la provincia de Toledo participan en el VI Concurso de Mensajes Publicitarios de Atención Primaria

TOLEDO, 18 (EUROPA PRESS)

Cerca de 3.000 alumnos de los centros educativos del Área de Salud de Toledo han participado en la sexta edición del Concurso de Mensajes Publicitarios para la Prevención del Consumo de Drogas, Embarazos no Planificados y Enfermedades de Transmisión Sexual, convocado por la Gerencia de Atención Primaria de Toledo, dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha.

En esta sexta edición han participado un total de 13 centros de la provincia, de los que tres son de Toledo y el resto de Bargas, Camarena, Mora, Torrijos Valmojado, Sonseca, La Puebla de Montalbán, Gálvez y Méntrida. En total se han recibido 85 trabajos, de los que 74 son formato papel, 11 vídeos y 2 de radio, informó la Junta en un comunicado.

Los ganadores de los premios de las cinco modalidades, prevención de drogas, tabaco, alcohol, embarazos no planificados y enfermedades de transmisión sexual, se conocerán mañana martes, 19 de mayo, en un acto que se celebrará en el salón de actos de Caja Castilla-La Mancha.

Los autores de los trabajos premiados podrán disfrutar de un viaje de fin de semana en Benidorm, Terra Mítica, y Valencia, Ciudad de las Artes y las Ciencias, así como ver publicados sus anuncios publicitarios en prensa, radio y televisión.

Asimismo, la Gerencia de Atención Primaria de Toledo pone en marcha cada año un programa en el que participan los profesionales del Área de Salud de Toledo ofreciendo una serie de sesiones educativas a los alumnos de 2º y 4º de ESO para la prevención del consumo de drogas, enfermedades de transmisión sexual y embarazos no planificados en adolescentes.

En esta ocasión, un total de 58 enfermeros, 12 médicos de familia, 3 residentes, 6 matronas y 10 matronas residentes de centros de salud y de la Gerencia de Atención Primaria de Toledo han impartido un total de 176 sesiones, en los 13 centros educativos interesados, con una participación de 2.718 adolescentes.

De este modo, se pretende que sean los propios jóvenes los que participen activamente en la prevención de aquellos riesgos que pueden afectar de manera negativa en su salud.