Bolonia.- La Generalitat de Cataluña mediará para desocupar facultades y readmitir a los expulsados

BARCELONA, 16 (EUROPA PRESS) La comisionada de Universidades e Investigación de la Generalitat, Blanca Palmada, afirmó hoy que su departamento iniciará un proceso de mediación para desocupar los rectorados de las universidades de Barcelona (UB) y de Gerona (UdG), así como para readmitir en otros centros catalanes a los estudiantes expulsados por la Autònoma (UAB). Así lo explicó hoy a los 17 de 20 estudiantes convocados a la constitución de la Mesa Nacional por la Universidad Pública. En declaraciones a la prensa, dijo que la Conselleria de Innovación, Universidades y Empresa entrará en un proceso de mediación "como mecanismo preferente" para dialogar con los "colectivos discrepantes" e ir resolviendo caso por caso las situaciones enquistadas "no normales" contra el Plan de Bolonia. "Estamos trabajando con los rectores. Han sido expulsados de la UAB, pero no del sistema universitario ni de Cataluña", afirmó Palmada, quien advirtió de que estas cambios se producirán de forma inmediata. "Tengo la certeza personal de que hay una vía clara de solución", dijo. El presidente de la Asociación de Universidades Públicas de Cataluña (ACUP), Josep Joan Moreso, admitió: "Unilateralmente, yo no lo haría". No obstante, indicó que cada centro deberá decidir si readmite a los expulsados, ya que depende de la competencia de cada rector. Moreso indicó que él mismo ha trabajado en la búsqueda de mediadores para contribuir al fin del conflicto con los estudiantes. MESA Palmada consideró que la Mesa "puede mejorar", ya que hay que empezar a construir "puentes de diálogo" con los estudiantes. "Reconocemos que ha habido un tiempo de no dialogo, y rehacer los puentes pide tiempo. Nos lo damos y lo damos a la mesa", explicó la comisionada. A la reunión asistieron representantes de los sindicatos Asociación de Jóvenes Estudiantes de Cataluña (AJEC), Estudiantes en Acción y la Federación Nacionalista de Estudiantes de Cataluña (FNEC) , así como dos representantes de alumnos de las universidades públicas --excepto de la URV, ya que acudió uno--. Asistieron también los rectores de las siete universidades públicas catalana y sus vicerrectores de estudiantes. La próxima mesa se realizará el 10 de marzo, y en ella se tratarán asuntos como el seguimiento de los planes de estudio y la compatibilización de estudios y trabajo. En posteriores encuentros, el programa a seguir serán las becas y la participación de los estudiantes. Además, la comisionada estimó que en nuevas reuniones se podría convocar a profesores y a Personal de Administración y Servicios (PAS). Los rectores catalanes están "expectantes" sobre lo que sucederá, indicó Moreso, ya que una parte de los estudiantes entraron solamente a leer un manifiesto con sus ideas prefijadas y se marcharon, quedando cinco alumnos en la reunión. Fuera, unos 15 se quedaron a las puertas en una concentración de protesta contra el plan de Bolonia. Un representante de la UdG, Jordi Gasulla, indicó a Europa Press que será necesario un aumento de la financiación para que Bolonia "no acabe signifcando la mercantilización". Explicó que, según se vaya confromando la mesa, decidirá si volver.