Más de 26.000 personas visitan el Museo de Prehistoria de Cantabria en su primer año

Más de 26.000 personas visitan el Museo de Prehistoria de Cantabria en su primer año

Más de 26.000 personas visitan el Museo de Prehistoria de Cantabria en su primer año

SANTANDER, 24 (EUROPA PRESS)

El Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria, MUPAC, ha cumplido su primer año de funcionamiento, y durante este periodo ha sido visitado por más de 26.000 personas.

Con su apertura, el Gobierno de Cantabria cumplía con uno de los objetivos planteados al inicio de esta legislatura, como era dotar a la región de un espacio museístico innovador, donde mostrar y preservar las piezas de los distintos yacimientos y excavaciones.

Para celebrar esta aniversario, el próximo viernes día 27 será jornada de puertas abiertas al MUPAC, según informa el Ejecutivo.

En estos doce meses, la Consejería de Educación, Cultura y Deporte ha realizado distintos programas de difusión de este museo, como jornadas de puertas abiertas, así como visitas guiadas para centros escolares dando respuesta a un petición realizada por la Federación de Padres y Madres de Alumnos, quienes solicitaron al consejero, Miguel Ángel Serna, que se hicieran más accesibles los centros culturales y los museos a los escolares.

En este caso, entre los meses de abril y junio ha visitado el museo 2.096 alumnos de 48 centros.

MUPAC

El MUPAC cuenta con un espacio expositivo de 1.900 metros cuadrados, lo que multiplica por seis aproximadamente la superficie expositiva con que contó el Museo de Prehistoria en los antiguos bajos de Diputación desde el año 1941.

La exposición permite volver a contemplar las piezas reservadas, los fondos más notables, ricos y excepcionales de la arqueología de Cantabria, un total de 2679 objetos.

El discurso expositivo se basa en exclusiva en materiales procedentes de nuestra Comunidad Autónoma, complementados con varias inscripciones de Palencia realizadas por los antiguos cántabros y que proceden de las excavaciones que promoviera el Marqués de Comillas.

La exposición ofrece por tanto, una visión de cómo ha evolucionado la cultura material a lo largo de toda la Prehistoria de Cantabria y en las etapas más antiguas, hasta el final de la Edad Media.

El visitante puede ahora ver de nuevo, por ejemplo, las estelas cántabras y los más preciados objetos del arte mueble del paleolítico tallados en asta o hueso, pero también un buen número de piezas inéditas y nunca antes expuestas por haberse hallado en los últimos años: un caballo sonriente o una varilla decorada con cabezas de cabra de La Garma, el propulsor del Mirón, el enterramiento mesolítico de El Truchiro, una tésera de hospitalidad del castro de Las Rabas, el depósito de objetos de hierro medievales y material militar de combate cántabro-romano hallado en Santa Marina (Valdeolea), y también nuevos broches visigodos de este yacimiento y de La Garma.