Miles de personas piden en Italia soluciones contra la crisis

Miles de personas piden en Italia soluciones contra la crisis

Miles de personas piden en Italia soluciones contra la crisis

ROMA (Reuters) - Centenares de miles de italianos corearon el sábado eslóganes antigubernamentales en Roma para protestar contra el manejo que el primer ministro Silvio Berlusconi ha hecho de la crisis económica y para pedir más gasto para la creación de empleo.

Ondeando banderas sindicales y globos rojos, estudiantes, trabajadores y políticos de izquierda recorrieron las calles de la ciudad en cinco marchas, dentro de la manifestación organizada por el principal sindicato del país, CGIL. Buena parte del centro de Roma quedó bloqueado por el tráfico.

"El Gobierno sigue haciendo anuncios en lugar de tomar las decisiones adecuadas, dando un cheque a las personas que han perdido sus trabajos", dijo el manifestante Achille Mantovani.

"Berlusconi habla y habla, pero el dinero nunca aparece", añadió.

Otros de los participantes gritaron "Ciao Silvio, ciao Silvio", y un trabajador llevaba una pancarta que decía: "¡Ya basta! Es el momento de que Italia eche a Berlusconi" mientras la manifestación pasaba junto al Coliseo.

El líder de la oposición, Dario Franceschini, estaba entre el grupo de veteranos políticos de izquierda que participaron, denominando la marcha un acto de apoyo a los desafortunados trabajadores cuyos trabajos están en peligro. Los organizadores dijeron que 2,7 millones de personas tomaron las calles en la protesta.

"¿Por qué no quiere el Gobierno hacer más?", dijo el líder del sindicato CGIL, Guglielmo Epifani, a los participantes que desbordaban las inmediaciones del Circo Massimo. "¿Por que está el Gobierno gastando sólo 4.000 millones de euros más durante una crisis de esta magnitud?".

Berlusconi ha dicho que el paquete de estímulo de Italia para impulsar su economía incluye medidas por valor de 80.000 millones de euros, pero los críticos dicen que solo una fracción es gasto nuevo, mientras que la gran mayoría es reutilización de fondos existentes.

El grupo de presión de los trabajadores Confindustria prevé que más de 500.000 italianos perderán sus trabajos hasta mediados de 2010 mientras que CGIL dice a finales de 2010 habrá un millón más de parados que cuando la crisis comenzó en 2007.

La mayoría serán trabajadores temporales que, a diferencia de muchos países europeos, no tienen derecho a subsidios de paro o ayudas económicas.

"Las acciones del Gobierno son oportunistas", dijo Lorena Guidi, una de esas trabajadores temporales, que participó en la protesta.

"Defienden a los bancos y los hombres de negocios mientras los trabajadores están cada vez más asfixiados", dijo.