Nueve de cada diez universitarios están muy preocupados por su futuro laboral, según la Cámara de Comercio

Etiquetas

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Nueve de cada diez universitarios (el 93%) se manifiestan muy preocupados por su futuro profesional, lo que, en términos relativos, supone un incremento de 20 puntos respecto a los estudiantes que declaraban sentirse así en mayo del año pasado, según el informe 'Compromiso laboral de los universitarios' elaborado por la Cámara de Comercio de Madrid y la Fundación Universitaria-Empresa (FUE).

Además, seis de cada diez universitarios ven difícil o muy difícil encontrar un empleo con unos ingresos suficientes para vivir. Esta preocupación es más acusada entre las mujeres y en los estudiantes de humanidades, ciencias sociales y jurídicas.

El 82% de los encuestados se ve actualmente afectado por la urgencia de incorporarse al mercado de trabajo, mientras que el porcentaje registrado el año pasado fue del 61%. Esta urgencia es especialmente acusada entre los estudiantes de humanidades y ciencias de la salud.

En esta línea, cuatro de cada seis encuestados creen que tendrán la oportunidad de desarrollar su carrera profesional en campos relacionados con su titulación. Entre los más optimistas se encuentran los estudiantes y titulados en ciencias de la salud y enseñanzas técnicas.

El 35% de los universitarios se decantan claramente por buscar trabajo (35%) o prácticas (13%) en el sector privado frente al sector público. En este sentido, cabe destacar que a la hora de valorar una oferta de empleo, la seguridad en el puesto de trabajo no aparece entre los criterios de mayor peso.

Sin embargo, la creación de empresas y el trabajo por cuenta propia apenas interesan a los jóvenes. El emprendimiento aparece como la última opción de actividad al finalizar los estudios.

Tras finalizar sus carrera universitaria, el 15% de los encuestados expresan su intención de realizar un master o doctorado. El 83% de los estudiantes prefieren trabajar en una empresa que les permita seguir estudiando y en la que puedan "aprender constantemente" (nueve puntos sobre diez).

La posibilidad de recibir formación en la empresa es uno de los tres criterios de mayor peso a la hora de valorar una oferta de empleo. Aunque la retribución es un factor a tener en cuenta, sobre todo en los hombres, están dispuestos a cobrar menos si, a cambio, pueden tener más tiempo libre y desarrollar su profesión.

Así, consideran que las prácticas en empresas son el vehículo idóneo para poder aplicar los conocimientos adquiridos durante su formación universitaria en un entorno de trabajo y, así, adquirir experiencia y "hacer currículum".