Sectores sociales ven una oportunidad "imprescindible" en el plan aunque "faltan recursos"

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

Representantes de rectores, profesores universitarios, y estudiantes consideraron hoy que el Plan de Bolonia es una oportunidad "imprescindible" para el sistema educativo español, aunque criticaron que faltan recursos económicos para su correcta implementación.

En la conferencia '¿Qué aporta el Plan de Bolonia al mundo laboral?', portavoces de enseñanza del sindicato UGT auguraron que en 2010 se producirá una adaptación al plan "con dificultades", aunque estimaron que esa implementación es una oportunidad para la enseñanza superior y para el futuro económico del país.

Por ello, el secretario general de UGT de Catalunya, Josep Maria Álvarez, pidió que Bolonia "no sea un tema exclusivo de las universidades". La secretaria general de la Federación de Enseñanza de UGT, Roser Font, manifestó su preocupación ante la falta de becas, el precio de los másters y las futuras condiciones laborales del personal de la universidad.

El presidente de la Asociación de Universidades Públicas de Catalunya (ACUP) y rector de la Pompeu (UPF), Josep Joan Moreso, advirtió de que dejar pasar Bolonia sería "perder la oportunidad de poner a los estudiantes en el centro de la docencia" y así cambiar la metodología universitaria.

"Existe una relación bajo sospecha entre las universidades y las empresas, y todos pertenecemos a una misma sociedad y nos necesitamos", dijo Moreso, quien instó al acercamiento entre investigación y mercado laboral.

Para el catedrático de la Politècnica de Catalunya (UPC) Ramon Sans, Bolonia optimizará los currículos educativos, ampliará la oferta ocupacional y ajustará la formación a las necesidades del mercado laboral. En este sentido, abogó por la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i) y por su transferencia a la sociedad como vía para salir de la crisis.

Remarcó que el plan de Bolonia debe desarrollarse junto al Pacto Nacional por la Investigación y el Desarrollo, la Ley de Ciencia y Técnica, el estatuto del Personal Docente Investigador, la revisión de la Ley de Universidades de Catalunya y el Libro Blanco de Universidades Públicas.

ESTUDIANTES A FAVOR

El secretario general de la Asociación de Jóvenes Estudiantes de Catalunya (AJEC), Andreu Espínola, apuntó que en España hay un "mal endémico que no tiene nada que ver con Bolonia, el plan es una cabeza de turco a la que hay que quitar las telarañas". Criticó al Gobierno por decir que "no hay problemas" y a los colectivos de estudiantes "con más o menos relación con la universidad y que dicen que todo es catastrófico".

Con esto, manifestó su apoyo a la inicial Declaración de Bolonia de 1999, pero recordó que España debe ofrecer más becas de movilidad y de estudios en general a sus alumnos universitarios para que se pueda aplicar.

El presidente del Consejo Social de la Universitat de Barcelona (UB), Joaquim Coello, opinó que además de faltar inversión en las universidades españolas, el sistema público es "injustamente igualitario" porque debería repartir mejor las becas en función de las rentas familiares y de los resultados.