Unas 8.000 personas protestan en Madrid contra Bolonia

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Cerca 8.000 personas se han manifestado hoy en Madrid bajo el lema 'Paremos Bolonia. Contra la corriente privatizadora y mercantilizadora' para protestar por el proceso de privatización de servicios públicos, como la Educación, la Sanidad y los Transportes, que, a su juicio, se está desarrollando en la Comunidad de Madrid.

La protesta, convocada por las Asambleas de Estudiantes contra Bolonia de Madrid y por varias plataformas anti-privatización, tenía como objetivo unificar las luchas de diversos sectores preocupados por lo que consideran "la merma de los servicios públicos" y contra "la desinformación" fomentada por autoridades políticas y académicas

Durante la marcha los asistentes corearon consignas contra el proceso de Bolonia; el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, entre ellas 'Proceso de Bolonia, ni de coña'; 'Cortaremos carreteras sin nos quitan las carreras' o 'Presupuesto militares para gastos escolares'. Asimismo, portaron pancartas con mensajes como 'Educación y Sanidad, Unidos contra la Privatización'.

SIN INCIDENTES

La manifestación se inició a las 18.00 frente al Ministerio de Educación y se desarrolló sin altercados, delimitada por el cordón establecido por las Fuerzas de Seguridad.

No obstante, se produjo un momento de tensión a la altura del metro de Antón Martín, cuando varios manifestantes se encaramaron a un andamio, ubicado en un edificio que alberga una sede del Banco Santander, para desplegar una pancarta gigante que rezaba: 'Culpables, crisis, paro, privatización, mercantilización'.

La marcha finalizó en la plaza del Museo Reina Sofía, donde se realizarían, durante esta noche, clases populares para explicar y denunciar la "privatización" aplicada en sectores como la sanidad, la educación, transportes, según informaron los estudiantes.

CONTRA LA EDUCACIÓN SÓLO PARA ÉLITES

Según los portavoces de las asambleas de estudiantes contra Bolonia de Madrid, que denuncian la desinformación, precarización, elitización y mercantilización que están sufriendo con Bolonia, "no se puede aplicar un proceso que cambia a la universidad en su totalidad cuando la sociedad desconoce en que se basa esta reforma".

Asimismo, hicieron hincapié en que el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), más conocido como Plan Bolonia, se puede definir como "un proceso precario y elitista", ya que, en el caso de España, "lo que hoy conocemos como licenciaturas y diplomaturas pasarían a ser grados de cuatro años cargados de contenidos genéricos y cultura general, para después imponerse la realización de un posgrado que tendrá precios en torno a los 1.800 euros de matrícula".

Es precisamente este punto, según los movimientos anti-Bolonia, donde se produce la "elitización" de la educación, pues, según dicen, estos precios "no son accesibles para todas las personas y limitan el acceso a la educación".

LA "PROPAGANDA SESGADA" DEL GOBIERNO

Respecto a la actitud del Gobierno en todo este proceso, los movimiento asamblearios se mostraron contrarios a la decisión del Ejecutivo de destinar a "propaganda sesgada y tendenciosa" del Plan Bolonia, "una partida presupuestaria de 13 millones de euros que en teoría, iba dedicada a las becas Erasmus".

Para Luis Giménez San Miguel, estudiante de la Universidad Carlos III de Madrid, la primera en empezar a implantar el Plan Bolonia en España, "lo que están haciendo es mercantilizar la universidad, porque van utilizar el dinero público al servicio de las empresas".

Ante la "campaña de deslegitimación" del Gobierno, representantes de las asambleas anti-Bolonia calificaron esta movilización como "informativa", ya "cada uno que acude se representa a si mismo". "Queremos que la sociedad pueda decidir qué universidad quiere", señalaron desde la asamblea de estudiantes.