Estudiar un máster gratis es posible fuera de España

  • Cada vez más los universitarios que ven una oportunidad en otros países donde es posible hacer un máster de forma gratuita, como Dinamarca, Suecia, Noruega o Austria.

  • España es el séptimo país más caro de la Unión Europea en estudios de posgrado, lo que podría explicar que cada vez haya más jóvenes interesados en estudiar fuera.

Etiquetas

Con una tasa de paro juvenil que supera el 55%, cursar un grado universitario no es garantía de empleo y se hace necesaria la especialización, pero completar los estudios con un posgrado es difícil de afrontar debido a su elevado y creciente coste.

Por ello, son cada vez más los universitarios que ven una oportunidad en otros países donde es posible hacer un máster de forma gratuita, como Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia, Estonia y Austria.

Mientras, en España, la subida de las tasas universitarias en los máster, imprescindibles en algunos casos para ejercer profesiones como abogado o profesor, o para hacer el doctorado, como se exige desde la implantación del Plan Bolonia, ha frenado las matriculaciones.

Un posgrado en este último caso no baja de los 4.500 euros en la Universidad pública, relata a Efe Sonia Herrero, graduada en Biología y una de las españolas que, tras echar cuentas, hizo las maletas con destino Suecia para estudiar un máster en Limnología en la Universidad de Uppsala.

"Con lo que me cuesta en España el máster vivo aquí todo el curso -cuenta esta madrileña de 24 años- con el plus de poder controlar dos idiomas, vivir en el extranjero y conocer nuevas personas y nuevas formas de vivir".

Además, considera que tiene más posibilidades de futuro: "a nivel de reputación o de prestigio llama más la atención en un currículum el que hayas estudiado en el extranjero y en otra lengua".

Precisamente en Suecia, desde el inicio de la crisis ha aumentado en un 20 % el número de extranjeros estudiando máster internacionales, y los españoles son el cuarto grupo de europeos en cuanto a número, explica a Efe el primer secretario de la Embajada sueca en Madrid, Johan Rydberg.

"Queremos atraer el talento y facilitar su llegada a nuestro país", añade. "La educación no es gratis. La pagan los suecos con sus impuestos. Pero los que ahora son estudiantes lo devolverán como trabajadores".

Sonia Herrero quiere encontrar un trabajo "en cualquier lugar que pueda ejercer de lo mío, si pudiese ser en España volvería pero no quiero hacerme ilusiones por la falta de inversiones en investigación".

Para quienes quieran estudiar fuera de España, recomienda solicitar becas a entidades privadas o haber ahorrado antes "porque la vida allí es cara", señala Sonia, que subsiste "apretándose el cinturón", con unos 600 euros al mes.

Aun así, el portavoz de la Embajada precisa que no es difícil encontrar trabajos a tiempo parcial para que los jóvenes puedan costear sus gastos.

España, séptimo país más caro en estudios de posgrado

España es el séptimo país más caro de la Unión Europea en estudios de posgrado, según el último informe "Estudiar en Europa" (2012) elaborado por el Observatori Sistema Universitari, lo que podría explicar que cada vez haya más jóvenes interesados en estudiar fuera.

Además, en los pocos países donde los estudios universitarios son más caros que en España, el porcentaje de estudiantes que deben pagarlos es substancialmente menor que aquí, apunta el informe.

Para aquellos que optan por irse, el idioma es el principal obstáculo, ya que es necesario probar un nivel avanzado de inglés y en algunos casos, dependiendo de cada universidad, conocer la lengua del país de destino.

Aun así, según una encuesta realizada por la consultora Círculo de Formación, casi siete de cada diez jóvenes estaban dispuestos a estudiar su máster fuera, y más de la mitad, el 55 %, había decidido hacer un posgrado empujados por el desempleo y la situación económica actual.

El sondeo revela que cada vez son más los jóvenes que cuentan con la financiación de sus padres para pagar un máster -un 39 %- y son menos los que piensan pagarlo con sus ahorros, un 37 %, un porcentaje cinco puntos más bajo que en 2011, mientras que casi un 20 % busca financiación externa.

Algunas universidades han abierto ya el periodo de preinscripción de los máster para el curso 2014/15, una matriculación que en los últimos dos años ha bajado un 5,9 % según el informe Datos y Cifras del Sistema Universitario Español del Ministerio de Educación.

La Universidad Complutense de Madrid, la mayor de las presenciales de España, ha perdido un 20 % de los alumnos de posgrado, según declaró recientemente su rector, José Carrillo.

En la Universidad de Barcelona, sin embargo, no han descendido las matriculaciones de estudiantes nacionales, aunque sí son menos los extranjeros, algo que el vicerrector de Política Académica y Calidad, Gaspar Rosselló, atribuye a la "preocupante" subida de los precios públicos.

Este hecho, agrega en declaraciones a Efe Rosselló, podría haber llevado a estos alumnos a optar por otras universidades europeas donde no hay que pagar tasas.

Rosselló también ha reclamado la necesidad de recuperar una política de ayudas y becas que actúen "como garantes de la equidad"y para que todos los estudiantes que quieran continuar su formación puedan hacerlo.