España y Mozambique perfilan un posible incremento de becas en investigación para el intercambio de científicos

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El secretario de Estado de Investigación, Carlos Martínez Alonso, inició hoy su visita oficial a Mozambique manteniendo un encuentro en la capital, Maputo, con el ministro de Ciencia y Tecnología del país africano, Venancio Massingue, donde perfilaron un posible incremento de becas en investigación para un futuro intercambio de científicos, con el principal objetivo de impulsar la inserción de la I+D+i en la política española de cooperación al desarrollo.

Así, Martínez Alonso visitó hoy el Centro de Investigación en Salud de Manhiça (CISM), cuyo Comité de Administración está presidido por el español Pedro Alonso. En el encuentro, trataron temas como la cooperación bilateral ya llevada a cabo o el impulso de las acciones conjuntas en materia de salud y biotecnología marina. Concretamente, dialogaron sobre la conveniencia de incrementar las becas de educación e investigación para que se dé un mayor intercambio de científicos y profesores entre ambos países.

A continuación, el Secretario de Estado de Investigación visitó el Centro de Investigación en Salud de Manhiça (CISM), situado 80 kilómetros al norte de Maputo. Impulsado por España, el CISM desarrolla una intensa labor de investigación, refuerzo del capital humano mozambiqueño y apoyo a las autoridades sanitarias de la provincia de Maputo. Se ha convertido en un referente mundial en la lucha contra la malaria.

Martínez Alonso estuvo acompañado a lo largo de su visita por el investigador Pedro Alonso, director del Centro de Investigación en Salud Internacional de Barcelona y presidente del Consejo de Administración del CISM, y por Eusebio Macete, director del centro de Manhiça.

El secretario de Estado se manifestó "emocionado" al comprobar "cómo la combinación de talento científico y emprendimiento es capaz de sacar adelante empresas difíciles y de cambiar la vida de personas que de otro modo pueden encontrarse en el más absoluto desamparo".

A su juicio, es importante que España sea capaz de transferir la I+D+i al ámbito de la cooperación internacional, donde los resultados pueden ser "muy beneficiosos" tanto para los países donde opera como para la ciencia española. "Es una acción con la que todos ganan", afirmó.

España y Mozambique firmaron en 1980 varios acuerdos de cooperación científico técnica que dieron paso a proyectos concretos en materia de salud. Uno de los más importantes fue la creación en 1996 del CISM, con financiación del Ministerio de Asuntos Exteriores español y apoyo de la Fundació Clínic per a la Recerca Biomèdica de Barcelona y el Instituto Nacional de Saúde de Mozambique.