GALICIA.-La nueva directora de la Escuela de Música de Santiago aboga por impulsar la relación entre alumnos, familia y maestros

Etiquetas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 (EUROPA PRESS) La nueva directora de la Escuela Municipal de Música de Santiago, Sara Domínguez, afirmó hoy que la renovación de esta institución partirá de la "potenciación" de la "interrelación" entre alumnos, familia y profesores. Tal y como explicó en una rueda de prensa con motivo de su presentación como nueva directora, los familiares de los alumnos serán testigos "prácticamente simultáneos" de los progresos que éstos realicen en el transcurso del aprendizaje musical. En este sentido, insistió en que para la nueva dirección resulta "importantísimo" aumentar el número de actividades del centro. Así, precisó que las audiciones trimestrales se reemplazarán por conciertos temáticos y por instrumentos a los que podrá asistir toda la familia. A este respecto, hizo hincapié en que la Escuela Municipal de Música pondrá en marcha nuevas iniciativas que, entre otras actividades, incluirán conciertos, festivales en auditorios de la ciudad y participación en encuentros que "favorezcan el intercambio" de experiencias musicales. HORARIOS ADAPTADOS Asimismo, la directora destacó que revisarán los horarios lectivos de los diferentes alumnos en función de sus edades y los estudios que cursan en los centros de enseñanza obligatoria, de manera que la actividad de la escuela "no interfiera" en el rendimiento del alumnado. Además, enfatizó que incidirán en la promoción de las oportunidades orientadas a los músicos más jóvenes. En esta línea, matizó que, por ejemplo, tienen preparados conciertos didácticos para escuelas primarias basados en cuentos populares. Por otra parte, subrayó que, puesto que la música cada vez tiene "mayor cabida" en el panorama sociocultural gallego, es "imprescindible" que este centro sea capaz de absorber a aquellas personas que no tienen acceso a los conservatorios. Finalmente, Sara Domínguez expresó su interés por que la escuela consiga desarrollar la totalidad del proyecto educativo previsto. Es decir, que se pase de los seis cursos actuales a los ocho pretendidos.