Educación realizará el 14 y el 19 de mayo una evaluación en todos los centros sobre competencia matemática y lingüística

Pérez afirma que, con la realización de esta evaluación, la consejería no pretende establecer un ranking de centros

MÉRIDA, 17 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Educación realizará los días 14 y 19 de mayo, una evaluación de diagnóstico en todos los centros educativos de la región, tanto públicos como privados, que medirás las competencias del alumnado en matemáticas y lengua.

El primero de los días, la evaluación estará dirigida a los alumnos de segundo curso de la ESO, y el segundo se realizará la evaluación de los alumnos de cuatro de primaria.

De esta forma, un total de 24.963 alumnos realizarán dos pruebas una sobre competencias matemáticas y otra sobre competencia en comunicación lingüística a través de las cuales se valorará si los alumnos son capaces de aplicar los conocimientos aprendidos en clase a problemas y situaciones de la vida real.

La evaluación de diagnóstico, según explicó la consejera de Educación, Eva María Pérez, en rueda de prensa, incluye también un cuestionario que analizará la relación entre los resultados que obtienen los alumnos en las pruebas y la situación socioeconómica y cultural del alumnado.

Con este cuestionario, la Consejería de Educación pretende conocer la incidencia de los factores socioeconómicos y culturales de las familias en el rendimiento escolar.

Al respecto, Pérez resaltó que la evaluación "en ningún caso" pretende medir el nivel de conocimientos que posee el alumno, y resaltó que ésta tiene un caracter formativo y orientador para los centros, e informativo para las familias. Además, servirá también para obtener una información "objetiva" sobre el nivel competencial del alumnado.

CUATRO FASES

Este proceso de evaluación de diagnóstico consta de cuatro fases bien diferenciadas, que comienzan con la elaboración de las pruebas; le sigue el proceso de valoración de las mismas para establecer garantías científicas de calidad, que ha sido realizado por la UEx; en estos momentos, el proceso se encuentra en la tercera fase, que es la de aplicación y corrección, en la que el Servicio de Inspección de la Consejería de Educación informará a directores y tutores implicados sobre los detalles de la evaluación.

De esta forma, explicó Pérez, los centros recibirán con antelación suficiente los cuadernillo de la evaluación que serán custodiados bajo precinto hasta la fecha de realización de la prueba en cuestión.

Una vez realizadas las pruebas, los resultados de todos los centros será introducidos en una aplicación informática realizada al efecto y que estará ubicada en la plataforma educativa Rayuela.

La consejera afirmó que, con esta prueba, Educación no pretende establecer un ranking de centros educativos por lo que, con los resultados obtenidos, se realizará una muestra de contraste que será representativa y que servirá para la comparación de ésta con la puntuación media.

Finalmente, la cuarta fase es la correspondiente al tratamiento de los resultados y las propuestas de mejora.

Así, a partir de los resultados obtenidos en las pruebas, cada centro debe iniciar un proceso de análisis y de propuestas de mejora sobre los datos que aporten la evaluación de diagnóstico.

La consejera calificó esta fase como la "más compleja" por la incidencia que tendrá en el propio centro educativo.

Sobre la prueba en general incidió en que este es un proceso "muy arduo, muy laborioso, y muy riguroso" y añadió que la Consejería de Educación otorga una "importante relevancia" a la evaluación ya que pretende conocer a eficacia del sistema y poder establecer propuestas de mejora al mismo, un elemento "ineludible".