El Gobierno invertirá entre 4 y 5 millones de euros en cursos de formación medioambientales para personas "sin ingresos"

LOGROÑO, 17 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de La Rioja invertirá entre 4 y 5 millones de euros en cursos de formación en materia de medioambiente, dirigido a personas que "sin ingresos" que hayan consumido el subsidio de desempleo. Está previsto que participen entre 500 y 700 personas que durante los 6 meses del curso percibirán una ayuda de 400 euros, según indicó hoy el presidente del Ejecutivo riojano, Pedro Sanz.

Una nueva medida, que dijo el presidente se aprobará la próxima semana, y que dio a conocer en una comparecencia de prensa en la que analizó diversos aspectos de la actualidad regional y nacional. Limpieza de montes, de restos arqueológicos, son algunas de las actividades que se realizarán en estos cursos.

La iniciativa se suma a otras que desarrolla La Rioja para paliar los efectos de la crisis económica para garantizar ingresos a las familias. Entre ellas, Sanz citó el ingreso mínimo de inserción, que si en el primer trimestre de 2008 se concedió a 50 personas, en 2009 ya son 300. La asistencia de inserción social y la orden de empleo de industria, son otras medidas del Ejecutivo regional.

En su intervención, el presidente riojano se refirió a las declaraciones del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, en las que pidió la "participación activa" de los gobiernos autonómicos para ampliar la protección social y evitar que haya trabajadores en paro que no reciban ningún tipo de ayuda. En este caso, Sanz afirmó que al Gobierno central "cuando les desborda algo, pide que lo paguemos las Comunidades Autónomas".

Añadió que las prestaciones por desempleo "compete exclusivamente al Gobierno de España", para añadir que hay medidas del Ejecutivo central que puede modificar para ayudar a las familias como el subsidio de búsqueda de empleo para mayores y menores de 52 años, la Renta Activa de Inserción o el Plan Concertado con las Comunidades Autónomas que "está bloqueado desde 1998".

De todos modos, el jefe del Ejecutivo riojano reclamó al presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, que "coordine, y busque la colaboración entre las Administraciones", ya que, a su juicio, "falta diálogo y sentarse en la mesa para poner puntos de encuentro de cada administración".

REUNIONES MINISTERIALES

Por otra parte, Sanz señaló que había solicitado una reunión con cada uno de los nuevos ministros, recibiendo contestación del ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, indicándole que se iba a desplazar a La Rioja para mantener un encuentro. También la de Sanidad, Trinidad Jiménez manifestó que "iba a buscar una fecha para un encuentro".

La sistema de financiación, la deuda histórica del Gobierno central con La Rioja, las infraestructuras, Correos y el Museo, así como Justicia o la I+D+i en materia sanitaria, son algunos de los temas que el presidente riojano pretende trasladar a los nuevos miembros del Gabinete de Rodríguez Zapatero.

ASUMIR COMPETENCIAS

El jefe del Ejecutivo regional también se refirió a algunas manifestaciones de Ayuntamientos riojanos que "creen que el Gobierno de La Rioja tiene que financiarles". En este sentido, indicó que las distintas administraciones "tienen que tener claras sus competencias".

Afirmó que los Ayuntamientos deben negociar la financiación local con el Gobierno central, al igual que "las Comunidades Autónomas negociar la financiación autonómica". En el caso del Ayuntamiento de Logroño, Sanz apuntó que el Ejecutivo riojano en un "acto de generosidad" le incluye en el reparto del Fondo de Cooperación Local a través del convenio de capitalidad. Un acuerdo que "si alguien en un momento no lo quiere, que lo diga".

Además apuntó que Logroño tiene el "privilegio" de contar en la ciudad con la sede del Gobierno, que hace que todas las actuaciones de éste reviertan en las arcas municipales. De hecho, cuantificó en entre siete millones y medio y ocho de euros el dinero que percibe la capital por las actuaciones del Ejecutivo riojano.

Finalmente, Sanz apuntó que "a algunos determinados planteamientos políticos en contra de los intereses de los ciudadanos, les puede llevar a la ruina política". De hecho apuntó que la 'Ecociudad' puede ser "el mayor disgusto de la coalición" municipal entre el PSOE y el PR, por su posicionamiento "interesado y partidista".