El III Foro de la Empresa Familiar de Extremadura centra sus ponencias en la relación entre crisis y oportunidades

BADAJOZ, 13 (EUROPA PRESS) El III Foro de la Empresa Familiar de Extremadura, que se celebra a lo largo del día de hoy en el campus pacense de la Universidad de Extremadura (UEx), centra sus debates y ponencias en la relación que existe entre crisis y oportunidades empresariales para este sector de la economía, bajo el título genérico de 'Crisis, oportunidad y empresa familiar'. Así, a lo largo de la jornada se han dado cita en la capital pacense cerca de 150 empresas de ámbito familiar de la región, un encuentro organizado por la Cátedra de Empresa Familiar de la UEx, en colaboración con la Asociación Extremeña de la Empresa familiar (AEEF) y el patrocinio de Caja de Badajoz. El objetivo de este seminario, que supone una continuación de los encuentros empresariales iniciados en 2007 por la UEx, es convertirse en un punto de intercambio de conocimiento y en un lugar donde académicos, empresarios y estudiantes puedan poner en común sus experiencias e inquietudes. Este tercer seminario fue inaugurado esta mañana por el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; la consejera de Economía, María Dolores Aguilar; el rector de la UEx, Francisco Duque, el director de la Cátedra de Empresa Familiar, Tomás Bañegil; el presidente de Caja Badajoz, José Manuel Sánchez Rojas; el director académico del Instituto de Estudios Económicos de la Empresa Familiar, Juan Coronas; y el presidente de la Asociación Extremeña de la Empresa Familiar, Andrés de la Villa. CARRO DEL FRACASO En su intervención, el presidente extremeño destacó que ahora es el momento de subirse "al carro del fracaso y poner todo lo posible para acompañar a la orfandad" que viven los sectores que "lo pasan peor en la crisis, en un ejercicio de sinceridad colectivo en el que no es momento de buscar culpables y si de dar soluciones y certidumbres". Fernández Vara dijo que hay una "obligación moral de dar soluciones y no destruir el tejido productivo, tratando la urgencia y la enfermedad de base con medidas estructurales beneficiosas para el conjunto de la sociedad". En este trabajo conjunto destacó la necesidad de que el sector empresarial busque "los sectores estratégicos" que supongan la creación y la puesta en marcha de "nuevos productos más competitivos", como las energías renovables o el turismo no saturado de calidad, par "competir desde la innovación y luchar con argumentos y una acción concertada". Así, Vara entiende que la situación actual debe ser una "oportunidad" para la región extremeña, indicando que "el reto debe pasa por apoyarse en aquellas parcelas estratégicas con las que cuenta en la actualidad la región", entre los que, junto a los citados anteriormente situó la internacionalización del sector agroalimentario.