El manifiesto 'Otra Bolonia es posible', del colectivo PerCal, cuenta ya con el apoyo de 60 docentes

ZARAGOZA, 28 (EUROPA PRESS) El colectivo de profesores PerCal (Perspectiva Crítica Alternativa) de la Universidad de Zaragoza presentó hoy en la capital aragonesa su manifiesto 'Otra Bolonia es posible', que cuenta ya con la adhesión de más de 60 docentes de la Universidad de Zaragoza. El documento "no está en contra del Plan Bolonia, sino que presenta una serie de elementos que nos parecen preocupantes", comentó en declaraciones a Europa Press el profesor del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Turégano. Estos puntos sobre los que reflexiona el manifiesto de PerCal son la introducción "apresurada y con calzador" de las enseñanzas nuevas en la Universidad de Zaragoza y la ausencia de debate sobre las transformaciones metodológicas que el profesorado debe acometer. Asimismo, el documento señala la indefinición sobre cómo transformar las estructuras actuales (laboratorios, bibliotecas y espacios para tutorías, ya que muchos despachos son compartidos) y los recursos de personal, sin que recaiga exclusivamente en un mayor esfuerzo de profesorado, Personal de Administración y Servicios (PAS) y estudiantado. Igualmente, el manifiesto califica el proceso de implantación del plan Bolonia de optimismo injustificado y desaforado, que las autoridades hacen público con una insólita presión sobre los medios, para contrarrestar una posible acción estudiantil generalizada a partir de los actuales encierros. "En definitiva, el proyecto más ambicioso de la historia de las reformas universitarias se hace con objetivos elitistas, sin documento de acompañamiento presupuestario, sin plan progresivo de adaptación del profesorado y sin plan de adecuación de las estructuras, pese a que el documento origen surge hace una decena de años", explicó José Antonio Turégano. En la misma línea, el docente del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Zaragoza comentó que "hoy los estudiantes participan económicamente en un 40 por ciento de los costes de sus estudios, pero con este planteamiento del Plan Bolonia se duplicarían los costes, lo que no es lógico en la enseñanza pública". Respecto al resto de movimientos anti-Bolonia que se están desarrollando en España, Turégano matizó que los manifiestos de todas las universidades, a pesar de estar elaborados de manera independiente, tienen puntos comunes. También añadió que espera que el colectivo PerCal se coordine con el rectorado de la Universidad de Zaragoza para analizar el Plan Bolonia.