Los directores de IES tildan de "mala ocurrencia" el sistema de las estrellas porque no reconoce el verdadero trabajo

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

Los directores de los Institutos de Educación Secundaria de la Comunidad de Madrid tildaron hoy de "mala ocurrencia" el sistema de estrellas que pondrá en marcha próximamente la Comunidad de Madrid para reconocer la labor de los centros porque consideran que realmente no se tienen en cuenta indicadores que muestren el verdadero trabajo de éstos.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Asociación de Directores de Institutos de Educación Secundaria de la región (Adimad), José Antonio Martínez, explicó que se enteraron de esta iniciativa el pasado viernes después de que la viceconsejera de Educación, Alicia Delibes, se reuniera durante la semana pasada con las áreas territoriales del este, sur y de Madrid capital --esta semana lo hará con el área norte y oeste--.

El Gobierno de Esperanza Aguirre otorgará a los institutos de la región hasta un máximo de siete estrellas (de manera simbólica por las que tiene la bandera de la Comunidad de Madrid) en función de los resultados académicos que obtenga el centro en la prueba de conocimientos de 3º de la ESO y de los proyectos o iniciativas culturales y deportivas en las que participe, entre otras variables

"Nos hemos quedado un poco perplejos porque los indicadores que fijan son ajenos al trabajo de los centros", indicó Martínez, quien denunció que si un IES tiene una estrella por impartir, por ejemplo, Bachillerato internacional, "que se lo pongan a todos", porque actualmente sólo hay dos centros con esta modalidad.

Lo mismo ocurre con la situación del bilingüismo. El representante de los directores madrileños explicó que no depende de los centros ser bilingüe o no, por lo que no todos están en la misma igualdad de condiciones. "El sistema no es de reconocimiento del trabajo sino de reconocimiento de la situación del IES, por lo que nos parece un sistema que cada vez que lo pienso, es peor", apostilló.

El problema llega también cuando se trata del rendimiento académico de los alumnos. Martínez señaló que actualmente hay centros con más de un 50 por ciento de población inmigrante, y como consecuencia de ello, los niveles académicos que alcancen en la prueba de Conocimientos y Destrezas, probablemente, sean más bajos.

"¿Y qué ocurre con los que nos estamos dejando la piel con este tipo de centros, qué vamos a hacer?", se preguntó, según Martínez, uno de los directores de un instituto de estas características. "No hay forma de cuantificarlos...esto es una ocurrencia que no nos han consultado en absoluto", agregó.

En este sentido, destacó que hay otro tipo de sistemas para reconocer el trabajo de los centros y que nada tiene que ver este proyecto con otras iniciativas de comunidades autónomas como la del País Vasco, "donde la excelencia y la calidad se fijan con unos objetivos de mejora y aquellos centros que van cumpliendo se les va reconociendo el trabajo".

Para Martínez, esta idea tampoco es positiva en el sentido de la discriminación, puesto que está "claro" que un padre que sepa que un IES tiene "de todo" frente a otro "que no tiene nada" querrá llevar a su hijo al primero, lo que provocará una segregación y perjuicio a los IES que, "no porque no quieran sino porque no pueden, no alcancen estas estrellas", concluyó.