Más de 45.000 niños extremeños de entre 5 y 10 años participan con sus padres en la segunda campaña 'Leer en familia'

El 59 por ciento de los padres que se sumaron a la iniciativa en su primera convocatoria reconoció que también mejoró su hábito lector MÉRIDA, 16 (EUROPA PRESS) Más de 45.000 niños extremeños de entre cinco y diez años, inscritos en 382 centros públicos de Educación Infantil y Primaria de la región, participan con sus padres en la segunda edición de la campaña 'Leer en familia', una iniciativa de la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura que se repite durante este curso lectivo tras los "excelentes" resultados recavados en su primera convocatoria. En rueda de prensa, la consejera de Educación, Eva María Pérez, hizo hincapié en que la "importancia" de esta propuesta radica "no solo" en el hecho de que incrementa el éxito educativo de la población estudiantil, sino que, además, mejora los índices de lectura de la comunidad autónoma en general, debido a que los padres e incluso los abuelos que participan en el programa "reconocen que también leen más". Para participar en esta iniciativa, indicó, el "único" requisito es que los padres se "comprometan" a compartir con sus hijos 30 minutos de lectura durante al menos 20 días al mes, desde febrero hasta abril, periodo al final del cual recibirán un diploma que les acredite como "familias lectoras". Con la intención de facilitar la selección de textos adecuados a la edad de los menores que participen, la consejería ha reeditado una guía de lectura en familia, en la que se incluyen un total de 384 libros recomendados, explicó Pérez. RESULTADOS 2007-2008 Para avalar el "éxito" de este programa, la consejera se refirió a los resultados recogidos en la primera edición de la campaña, que en el año lectivo 2007-2008 llegó a unas 13.000 familias extremeñas. Según los datos arrojados por una encuesta que cumplimentaron los padres participantes, el 90 por ciento "reconoció que sus hijos habían leído más" como consecuencia de esta propuesta, indicó. Además, en esta misma encuesta, el 59 por ciento de los padres que se implicó en la campaña reconoció que también "había leído más", otorgándole a la iniciativa una calificación global de 8,7 puntos. Por su parte, el 76 por ciento del profesorado extremeño de los centros en los que se desarrolló el programa "notó que el alumnado tenía más interés por la lectura", y el 67 por ciento "reconoció que se había incrementado el uso de las bibliotecas escolares" como consecuencia de la campaña. Asimismo, el 63 por ciento de los profesores de los centros de Infantil y Primaria que participaron en la primera edición afirmó "haber dedicado más tiempo a la lectura" en el transcurso de las clases, indicó Pérez. SUMA DE ESFUERZOS La responsable de la cartera de Educación comentó que esta campaña se circunscribe en una estrategia global de la administración regional por el "éxito educativo" en la que se incluye también el Plan de Bibliotecas Escolares, iniciado en la región en el año 2000, y que, hasta ahora, ha supuesto una inversión total de cinco millones de euros. Dicho plan, aseguró Pérez, "ha cambiado radicalmente la concepción de las bibliotecas escolares" y ha permitido la creación en Extremadura de la red "más amplia del conjunto de la administración educativa" en el territorio nacional. En la comunidad autónoma, la Red de Bibliotecas Escolares está integrada por 99 centros de Primaria y Secundaria que, como consecuencia de su pertenencia a este proyecto, recibe "importantísimas" ayudas económicas, para la "actualización y modernización" de sus proyectos bibliotecarios. En concreto, indicó la consejera, "para convertir las bibliotecas en espacios abiertos para la documentación y la información", los centros de Primaria de la red reciben anualmente 11.000 euros, mientras que los de Secundaria, una cuantía total de 17.000 euros. Por su parte, los Centros de Educación Especial, las Escuelas de Idiomas, y los Centros de Enseñanzas Artísticas de la región reciben para el efecto una dotación económica anual de 5.700 euros, mientras que los colegios e institutos que no están adscritos en la red, perciben 1.700 y 5.700 euros anuales, respectivamente. El trabajo de esta red en la comunidad autónoma, recordó Pérez, ha sido reconocido a nivel del país en el Concurso Nacional de Bibliotecas Escolares "todos los años". De hecho, en la convocatoria 2008 del certamen, el Colegio Público Nuestra Señora de la Caridad en la localidad de La Garrovilla (Badajoz) recibió el primer premio.