Masa pide a Aguirre que convierta en zona única la Cañada Real para distribuir a los alumnos por todo el municipio

Aguirre inaugura una escuela infantil y pone la primera piedra de un centro de Educación Especial ante las críticas de los vecinos

RIVAS VACIAMADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Rivas Vaciamadrid, José Masa, pidió hoy a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que estudie la posibilidad de convertir en Zona Única la Cañada Real para que los niños que se escolaricen en la localidad puedan ser distribuidos por todos los centros educativos y evitar la concentración del alumnado marginado en unos cuantos colegios y escuelas.

Masa aprovechó la visita a Rivas de la presidenta madrileña, que inauguró una nueva escuela infantil y puso la primera piedra de un centro de Educación Especial, para explicarle que la "nueva realidad sociológica de la ciudad hace" que haya en algunos centros de la localidad concentración de "una buena parte importante de la población marginal escolar".

"Ya hemos propuesto a la Comunidad que la zona de la Cañada sea zona única en todo el municipio de Rivas a la hora de la redistribución de los alumnos de nuestro tramo de Cañada", explicó Masa, quien añadió que si finalmente se considerase zona única, los alumnos se podrían repartir entre los catorce colegios públicos de Primaria del municipio, entre las seis escuelas infantiles y entre los cinco Institutos de Secundaria y Bachillerato.

De no hacerlo así, tres centros se verían afectados porque están "en los límites", lo que supondrá, por tanto, "un problema de reequilibrio social de la ciudad", aseguró Masa, quien también pidió a la Comunidad de Madrid que vuelva a la política de convenios que ha existido hasta ahora para construir un parque educativo como el que tienen ahora, "uno de los más emblemáticos y de mayor calidad" de la región.

Así se manifestó Masa tras acompañar a la presidenta madrileña a poner la primera piedra de un nuevo centro de Educación Especial, donde fue recibida entre pitos y gritos de una quincena de vecinos que se acercaron hasta el terreno donde irá el futuro centro para mostrar su malestar por la política en materia educativa que está llevando a cabo Aguirre en la región.

Con un par de pancartas y con consignas como '(Aguirre) hoy inaugura y mañana privatiza' o 'Nuestra escuela no se vende' y 'La escuela de mi pueblo quieren vender porque Esperanza no llega a fin de mes', el grupo acompañó durante todo el primer acto a Aguirre, en el que estuvo compartiendo con los arquitectos y responsables el nuevo proyecto, que a pesar de ser "arriesgado", podrá estar en funcionamiento en septiembre del próximo curso.

El nuevo centro, que tendrá una superficie construida de 4.267 metros cuadrados, dispondrá de un aulario distribuido en función de las necesidades especiales de los 108 alumnos que tendrán plaza: nueve aulas para alumnos con discapacidad psíquica, dos aulas para alumnos con plurideficiencias, dos aulas para alumnos con trastornos generalizados del desarrollo y tres para el programa de transición a la vida adulta.

Además, el centro contará con ocho gabinetes aula, cuatro salas de logopedia, dos salas de fisioterapia, una de psicomotricidad, una enfermería, una biblioteca, sala de informática y de música. Habrá una inversión de cerca de 4 millones de euros para este centro, que se suma a los 22 que ya funcionan en la región y en los que están escolarizados cerca de 2.300 niños.

MÁS PLAZAS EN EDUCACIÓN INFANTIL

Tras esta primera visita, Aguirre procedió a inaugurar la escuela infantil 'El Arlequín', ubicada también en el mismo municipio, y abierta desde enero. Hasta este punto, la presidenta "viajó" acompañada del grupo de manifestantes, que cuando llegó hasta el centro entregaron a la presidenta un documento con 400 firmas de una escuela concreta, 'Patas Arriba', que denuncian el abandono de la educación infantil.

Acompañada de la consejera de Educación de la Comunidad, Lucía Figar, la presidenta estuvo dialogando con algunos padres preocupados por la situación actual de este ciclo, ya que, a su juicio, el Decreto de Mínimos aprobado el curso pasado no hace sino empeorar la calidad de la educación y poner en peligro a sus hijos porque aumentan los ratios y disminuye la atención.

Tanto Figar como Aguirre les aseguraron que el nuevo pliego de condiciones garantiza la educación de los niños de la mejor manera posible pero que estos cambios son necesarios porque las plazas en este tramo, que no es gratuito, salen a más de 130.000 de las antiguas pesetas y no se pueden permitir que los "contribuyentes paguen más".

Tras el recorrido por toda la escuela infantil, que cuenta con 180 plazas pero hoy estaba con menos niños porque aún hay familias con vacaciones de Semana Santa, Aguirre explicó cómo el Gobierno regional, a través del Plan Prisma, ha construido esta escuela al 50 por ciento con el Ayuntamiento de Rivas.

La escuela cuenta con 13 aulas, cocina, almacén, oficinas, aula multiusos, biblioteca y despachos. En una superficie construida de 2.054 metros cuadrados, está distribuido en una sola planta y cuenta con dos zonas claramente diferenciadas: una de administración y servicios, y otra para aulas. Entre ambas se encuentra un gran patio interior que aporta luminosidad y ventilación a las estancias.

Con la apertura de este centro, la oferta de las plazas en este ciclo ha aumentado un 30 por ciento, y, según explicó Aguirre, la situación se mejorará con la construcción de una nueva escuela en el barrio de los Montecillos.

La oferta educativa pública que posee la Comunidad de Madrid en Rivas durante el presente curso 2008/09 consta de 6 Escuelas Infantiles en las que están matriculados un total de 635 niños de 0 a 3 años, 14 colegios de Educación Infantil y Primaria con un total de 4.390 alumnos y 5 institutos en los que estudian 2.809 alumnos.

Durante su intervención, Aguirre anunció la construcción de una nueva Biblioteca Central Municipal para el mismo municipio, financiada gracias al Plan Regional de Inversiones y Servicios con un aporte de 2,2 millones de euros.