Medio Ambiente instala una red de buzones en los senderos de gran recorrido de la Comunitat Valenciana

VALENCIA, 11 (EUROPA PRESS)

La Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda ha instalado una red de buzones en los senderos de gran recorrido a su paso por la Comunitat Valenciana. Concretamente se han colocado once buzones, cuatro en el GR 10 y siete más a lo largo del GR 7, según explicó la Generalitat en un comunicado.

La directora general de Gestión del Medio Natural, Mª Ángeles Centeno, señaló que el objetivo de esta medida es "obtener información sobre la cantidad de personas que practican este deporte en lo senderos de gran recorrido y conocer sus necesidades".

Para ello, cada uno de estos buzones cuentan con un libro de registro en el que los senderistas pueden expresar sus sugerencias y todo aquello que consideren necesario "para ayudarnos a mejorar este servicio y la gestión de estos dos importantes senderos".

A la hora de elegir los lugares, "se ha tenido en cuenta una serie de directrices como descartar aquellos lugares en los que de manera habitual vayan personas con otros fines diferentes a los de practicar el senderismo", comentó Centeno, quien precisó que, por este motivo, no se han colocado en lugares fácilmente accesibles con vehículos, ni en las inmediaciones de pistas o caminos y se ha dado prioridad a los lugares montañosos y de mayor riqueza paisajística, ya que son los más frecuentados por los senderistas.

El GR-7 (Europeo E4) proviene del Peloponeso y tiene su inicio en el templo de Delfos, con algo más de 6.000 kilómetros atraviesa el arco mediterráneo pasando por Bulgaria, Serbia, Croacia, Eslovenia, Italia, Francia y Andorra. Una vez salvada la cordillera pirenaica discurre por las Comunidades españolas del Mediterráneo hasta Tarifa.

En la Comunitat Valenciana cuenta con una longitud total de 600 kilómetros, repartido en 36 etapas y recorre nuestro territorio de norte a sur, entrando por Fredes y saliendo por Pinoso. En la provincia de Castellón transcurren 209 kilómetros y recorre lugares tan significativos como Fredes, Vallibona, Morella, Sant Joan de Penyagolosa, Montanejos o Bejis.

Su recorrido por la provincia de Valencia asciende a 294 kilómetros que se inician en la etapa que transcurre entre Bejis y Andilla, a partir de aquí recorrerá municipios como Chelva, Benageber, El Caroig o Benalí en Enguera. Por último, en la provincia de Alicante atraviesa a través de 97 kilómetros lugares como Bocairent, Alcoi, Castalla, Elda o Monover para finalizar su paso por la Comunidad en el municipio de Pinoso.

En este sendero, la Conselleria de Medio Ambiente ha colocado siete buzones, en Fredes --límite entre las provincias de Tarragona y Castellón--, en el Penyagolosa, en Montanejos, en el Embalse de Benageber, en Las Moratillas, Montcabrer y en el Carrascal de la Font Roja.

Respecto al GR-10, se encuentra integrado en la red de senderos europeos, con sus 1.600 kilómetros de recorrido entre Puçol y Lisboa, y sirve de unión entre los mares que limitan la Península. El recorrido comienza en Puçol, a orillas del mediterráneo, se adentra en las sierras Calderona, pasando por Segart, Serra y Gátova, continúa por las últimas estribaciones de la Sierra de Javalambre. Desde Andilla, asciende hasta el collado de Bardés donde el sendero continúa por tierras aragonesas hasta Arcos de Salinas.

La longitud total de este sendero a lo largo de la Comunitat Valenciana es de 112 kilómetros, que pueden realizarse en seis u ocho etapas, de los que 74 pertenecen a la provincia de Valencia y 38 a la de Castellón. En él, la Conselleria ha instalado cuatro buzones, en la Canal del Garbí, Font del Marianet, Santuario de la Cueva Santa-Fuente la Perdiz y Collado de Bardés.