Presentado el programa de formación en materias de transporte previos a los exámenes que se desarrollarán en mayo

LOGROÑO, 24 (EUROPA PRESS) El director general de Transportes, Ángel Sáinz Yangüela, y el secretario de la Asociación de Transportistas Discrecionales de La Rioja (Atradis), Carlos Díaz, presentaron hoy el programa formativo para ejercer la profesión de transportista. Sáinz Yangüela señaló la obligatoriedad del título de capacitación profesional al que se accede a través de un examen para todos aquellos que quieran montar una empresa de transporte de viajeros o de mercancías por carretera. Las fechas de dicho examen serán el 4 de mayo para el transporte de mercancías y el 5 de mayo para el transporte de viajeros. Recordó que en 2008, un total de 42 transportistas riojanos se capacitaron para desarrollar labores empresariales relacionadas con el transporte: 40 para mercancías y 2 para viajeros. El director general de Transportes insistió en la necesidad de todas las empresas de transporte de mercancías peligrosas por carretera o que sean responsables de carga o descarga de designar al menos un consejero de seguridad que deberá superar previamente un examen que le homologue en dichas funciones. En 2008, un total de 5 personas superaron las pruebas, de los 9 que se presentaron. Cada 5 años deben superar las pruebas de renovación del título teniendo en cuenta que se trata de materias sensibles y susceptibles de reciclaje. Los exámenes de obtención y renovación del título de consejero de Seguridad serán después del verano. Sáinz Yangüela informó sobre la una nueva reglamentación que afecta a empresarios y asalariados del sector del transporte. Se trata de la obligatoriedad de obtener dos carnés para el transporte de camiones o autobuses: el permiso de conducción y el de certificado de aptitud profesional respecto a seguridad vial y conducción racional (CAP). El director general de transporte indicó que "lo curioso del asunto es que mientras uno lo expide la Dirección General de Tráfico, el otro lo expedirán las Comunidades Autónomas a través de sus direcciones generales de transporte". "Lo lógico y razonable -añadió Sáinz Yangüela- es que ambos se vincularan a uno sólo emitido por Tráfico, dado que las materias de formación en el CAP son seguridad vial y conducción racional" Señaló que la legislación no ha estado a la altura de las circunstancias cuando ha originado problemas como "el de una persona que se examina ahora (desde el 11 de septiembre de 2008) de su carné para conducir autobuses, que aprueba y sin embargo no puede conducirlos por no disponer del CAP, para lo cual debe hacer un nuevo curso, de nada menos que 280 horas o de 140 horas en su modalidad acelerada, pagarlo, examinarse, aprobar y, entonces sí, esperar que alguien le contrate para empezar a trabajar". Esta misma normativa se extenderá a los conductores profesionales de camiones a partir de septiembre de 2009. Y cada 5 años deberán someterse a una formación continua para comprobar que siguen teniendo la aptitud exigida. En La Rioja próximamente existirá un centro homologado para impartir esta aptitud profesional y va a ser puesto en marcha por Atradis en unos meses. CURSOS El secretario de Atradis, Carlos Díaz, explicó el programa formativo para 2009 que se despliega en el Centro de Transportes de El Sequero, cuya construcción y puesta en marcha ha sido asumida por el Gobierno de La Rioja. El curso de capacitación que comenzó en enero y terminará a finales de abril tiene como objetivo transmitir conocimientos generales para el ejercicio de la actividad y específicos sobre legislación de transporte. El de consejero de Seguridad trata de formar asesores de la empresa en cuanto a mercancías peligrosas; y los cursos de obtención y renovación del carné de conducción de mercancías peligrosas. REDUCCIÓN FLOTA Por otra parte, Díaz, preguntado por los periodistas acerca de la repercusión de la crisis en el sector, apuntó que tiene un "futuro muy negro", puesto que nosotros las incertidumbre económicas "las notamos de manera inmediata". De hecho, reseñó que la flota en La Rioja "desde el verano, se ha reducido entre un 35 y un 40 por ciento". Además Díaz se lamentó de que el sector del transporte "antes de la crisis económica sufrió ya la del petróleo", por lo que "hemos encadenado una con la otra".