PV denuncia que el Consell "tarda seis meses en pagar las ayudas a familias acogedoras" y congeló su cuantía en 2009

VALENCIA, 17 (EUROPA PRESS)

La Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT-PV denunció hoy en un comunicado que "la Conselleria de Bienestar Social acumula un retraso de seis meses en el pago de las ayudas económicas a las familias acogedoras", al tiempo que criticó que en 2009 "ha congelado" la cuantía de estas ayudas.

Al respecto, señalaron que "el retraso mínimo es de cuatro meses", un hecho que "se repite año tras año de forma crónica, sin que el Gobierno valenciano tome medidas para evitar esta situación", subrayaron las mismas fuentes.

Desde la FSP de UGT-PV explicaron que el acogimiento familiar es "una medida de protección que adopta la Generalitat a través de la Conselleria de Bienestar Social, que otorga el cuidado de un menor a una persona o familiar, con la obligación de velar por él, tenerlo en su compañía, alimentarlo, educarlo y procurarle una formación integral, con el fin de integrarlo en una vida familiar que sustituya o complemente temporalmente a la suya de origen".

Así, la Conselleria "concede ayudas económicas en compensación de los gastos ocasionados por el cuidado y atención del menor", para lo que "anualmente" publica una convocatoria por la que "se regulan y convocan prestaciones económicas individualizadas por acogimiento familiar de menores, simple o permanente, para el año 2009".

La Orden que regula estas ayudas establece en su artículo 30 que Bienestar Social efectuará el pago a las familias a mes vencido, pero, según aseguraron las mismas fuentes, la Conselleria "acaba de pagar los meses de noviembre y diciembre de 2008, y los primeros meses de 2009 no los pagará hasta mayo o junio".

Respecto a la cuantía de estas ayudas, que "en la mayor parte de los casos, oscila entre ocho y nueve euros diarios", indicaron que la Conselleria de Bienestar Social "ha mantenido para 2009 las mismas cuantías de 2008, sin aplicar ningún aumento o actualización", lo que, en opinión del sindicato, "demuestra su alejamiento de los problemas de estas familias y de los menores que atienden".

En este sentido, indicaron que "muchas familias acogedoras tienen una relación de parentesco con los menores" o "mantienen una especial relación con ellos o con su familia de origen" por amistad, y que, de hecho, "algunas de estas familias acogen a los menores a pesar de las dificultades económicas que padecen y de la merma que supone en su economía familiar".

Alertaron, no obstante, de que "el excesivo retraso en el pago de las ayudas para compensar los gastos que implica el cuidado del menor ha llevado a algunas familias a tener que cesar el acogimiento, lo que repercute muy negativamente en el menor", subrayaron.

Por todo ello, desde el sindicato acusaron a la Generalitat de "abandonar a las familias valencianas cuando más necesitan su ayuda" y censuraron que "incumple las obligaciones que ha asumido con estas familias que acogen a menores en situación de riesgo o desamparo". "Se trata de un mal ejemplo que demuestra que el Gobierno valenciano tiene las prioridades equivocadas", sentenciaron.

La Federación de Servicios Públicos de UGT-PV criticó, en la misma línea, que "el esfuerzo de las familias que acogen de forma solidaria a menores como forma de protegerles choca con el desinterés e ineficacia de la Conselleria de Bienestar Social, que se despreocupa de la infancia en situación social desfavorecida y mantiene una política social de la familia 'de escaparate', sin ocuparse de las necesidades reales de las familias valencianas".