STEPV, AFID I CAT inician una campaña por el mantenimiento del adjudicación presencial de las plazas docentes

VALENCIA, 31 (EUROPA PRESS)

El Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza del País Valenciano (STEPV), la Asociación de Funcionarios Interinos Docentes (AFID) y la Confederación Autónoma de Trabajadores (CAT) han iniciado una campaña contra la nueva "ocurrencia" de la Conselleria de Educación de imponer un nuevo sistema de adjudicaciones de plazas docentes mediante los ordenadores. En su opinión, "el nuevo modelo de adjudicaciones telemáticas que empeorará claramente el sistema actual", advirtieron en un comunicado.

La campaña que acaba de comenzar consistirá en un envío masivo de escritos de protesta y en tres concentraciones el día 9 de junio por la tarde en las tres sedes del Gobierno Valenciano: en la Casa de las Brujas de Alicante, en la Casta de los Caracoles de Castellón y delante del Palau de la Generalitat en Valencia. Además, propondrán al profesorado implicado hacer una jornada de huelga y una manifestación en Valencia.

Para estos sindicatos, el actual sistema de adjudicaciones presenciales, que se realiza escalonadamente al Palacio de Congresos a lo largo de la segunda quincena de julio, está "bien consolidado". Según sostienen, es "sencillo, transparente y garantista" porque se hace con conocimiento de las vacantes y de las personas que participan, a la vista del profesorado y bajo control sindical, y permite que los centros docentes y el profesorado estén en disposición de empezar el curso con normalidad la 1 de septiembre.

El profesorado considera que el sistema actual sólo tiene la incomodidad de que hace falta desplazarse un día en València, pero valora la adjudicación pública, la posibilidad de elección hasta el final del proceso y el conocimiento de la vacante obtenida en el mismo acto de adjudicación y antes de empezar las vacaciones del mes de agosto, apuntaron desde los sindicatos.

Por el contrario, la propuesta del nuevo sistema de adjudicaciones telemáticas --que este año afectará el profesorado del cuerpo de maestros y el año que viene a los cuerpos de secundaria--, "bajo la excusa de la modernidad y la llegada del siglo XXI", es una experimentación que ya se ha hecho anteriormente y que "se retiró por desastrosa". "Es complicada y secreta, no da garantías de publicidad y transparencia, es un acto particular y privado sin ningún control ni del profesorado ni sindical, recorta la posibilidad de elección", alertaron.

Tendrá estas consecuencias y cambios inmediatos: hará falta estar pendiente de las adjudicaciones durante el meses de junio, julio y agosto, se escogerán las plazas sin conocerlas previamente, y yendo todo bien, hasta mediados de agosto no se sabrá el resultado de la adjudicación, apuntaron.

Además, no se podrán escoger las plazas de tiempos parciales, que se adjudicarán en septiembre, y al profesorado que no llene correctamente la instancia telemática, si es opositor y/o provisional, se le adjudicará de oficio, y si es interino podrá quedar excluido de la bolsa de trabajo.

Por ello, los sindicatos convocantes exigen que se mantenga el actual sistema presencial de adjudicaciones, "por el bien de la enseñanza, del profesorado y de el alumnado. En adjudicaciones de plazas docentes no hace falta inventar nada, porque el sistema funciona".

A su juicio, lo que realmente hace falta mejorar es el sistema de sustituciones, la gestión y comarcalización de las bolsas de trabajo y la equiparación efectiva de las condiciones laborales del profesorado interino a las del funcionariado de carrera, cuestiones todas ellas que la Dirección general de Personal no ha querido negociar en los últimos siete años.

Finalmente, STEPV, AFID y CAT consideraron que los actuales responsables de la Conselleria de Educación "ya no tienen credibilidad por continuar gestionando el sistema educativo valenciano, y menos todavía por continuar experimentando y utilizando como laboratorio los centros educativos y el profesorado valenciano".