Stepv anima a los centros educativos a aprobar manifiestos que reprueben los "insultos y amenazas" de Rus

VALENCIA, 10 (EUROPA PRESS)

El Sindicat de Treballadors i Treballadores per l'Ensenyament del País Valencià (Stepv) animó hoy en un comunicado a los centros educativos de la Comunitat Valenciana a adherirse o aprobar manifiestos que reprueben los "insultos y amenazas" al profesorado, proferidos durante las pasadas semanas por el presidente de la Diputación de Valencia y alcalde de Xàtiva, Alfonso Rus.

Así lo manifestó el sindicato, tomando como ejemplo el texto que aprobó hoy el claustro del IES Benicalap, en el que se acusa Rus de "pervertir los valores de respeto, diálogo y convivencia democrática, cuando debería ser una de las personas que más los defendiese desde las instituciones públicas". En el documento, también se hace referencia a las declaraciones del presidente de la Diputación, consideradas "un deplorable ejemplo para los alumnos, para la comunidad educativa y para la sociedad en general".

Tal y como informó Stepv, el claustro del IES Benicalap ha enviado el manifiesto al resto de institutos de secundaria de Valencia "con el objetivo de que se adhieran y muestren su rechazo e indignación". A esta iniciativa, también se suma el texto difundido por la Plataforma en Defensa de l'Ensenyament Públic de la Costera, que ya ha sido repartido entre los centros docentes de la comarca.

Por otro lado, la entidad sindical felicitó a Escola Valenciana, que el pasado viernes presentó una denuncia penal contra Alfonso Rus en el Juzgado de Instrucción de Xàtiva. En este sentido, insistió en "organizar una campaña contra las declaraciones de Rus", ya que, según manifestó, "sus declaraciones antidemocráticas y amenazantes no pueden quedar impunes, ni sin una respuesta contundente por parte de la comunidad educativa, y de la sociedad en general", concluyó Stepv.

PROGRAMAS PLURILINGÜES

En otro orden de cosas, el sindicato también rechazó el programa de plurilingüismo que la Conselleria de Educación aplicará el próximo curso en tres centros de la Comunitat Valenciana. Según indicó, esta iniciativa "confirma los peores temores de la organización".

Stepv reivindicó que los programas plurilingües deberían "tener el valenciano como lengua base sobre la cual introducir progresivamente otras lenguas". En lugar de esto, criticó la decisión del Consell de "eliminar directamente los grupos en valenciano y reducir la lengua propia de la región a una asignatura". En su opinión, ese modelo "conduce inevitablemente a un grave retroceso en los pocos avances conseguidos desde la aprobación de la Llei d'Us i Ensenyament del Valencià, hace ahora 26 años".

"Cuando la lengua propia todavía no está consolidada en el sistema educativo, introducir una tercera lengua vehicular es perjudicial para ello", manifestó el sindicato, quien además aseguró que esta medida es "especialmente peligrosa por la manera en que la implanta la Administración, estableciendo el 80 por ciento de las materias en inglés, el 10 por ciento valenciano y el 10 por ciento en castellano". "Al final, la lengua perjudicada es el valenciano, como se confirma con la eliminación de los programas en valenciano de estos centros", concluyó Stepv.