Thomàs acusa al PP de "romper" por primera vez en 30 años el consenso lingüístico en Baleares

El PP pide al titular de Salud que retire esta medida "antes de que sea demasiado tarde" o si no, que se retire él de la Conselleria

PALMA DE MALLORCA, 7 (EUROPA PRESS)

El conseller de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs, acusó hoy al PP de "romper" por primera vez en 30 años el consenso en materia lingüística que había en Baleares, y de utilizar la lengua como "instrumento de confrontación". Así se pronunció el titular de Salud en respuesta a las críticas efectuadas en las últimas semanas por los 'populares' contra el Decreto del Catalán en la sanidad, "saliendo a la calle para manifestarse contra la lengua catalana", en referencia al acto de protesta llevado a cabo el pasado 1 de abril.

En respuesta a una pregunta formulada por la diputada del PP Carme Castro durante el pleno del Parlament, el conseller lamentó que a la oposición "no le preocupen" los derechos lingüísticos de los ciudadanos y lance "discursos alarmistas irresponsables que no van a ningún sitio", mientras que la 'popular' recriminó que desde la Conselleria "sólo consigan crear un problema que se unirá a las altas listas de espera y la falta de especialistas".

"Retire este Decreto antes de que sea demasiado tarde o si no retírese usted", instó contundente la diputada a Thomàs, a quien criticó por ser "incapaz" de gestionar su departamento. En opinión de Castro, se trata de una medida "totalmente innecesaria" que el conseller "se ha visto obligado a impulsar para contentar a sus socios y poner los intereses políticos por delante de la calidad en la sanidad".

En esta misma línea, criticó que el conseller gestione su departamento "de espaldas a los ciudadanos" y le preguntó "por qué insiste en excluir a quienes no disponen de certificado de catalán", a lo que Thomàs aseveró que la normativa "se adecua a las necesidades del sistema sanitario", estableciendo la obligatoriedad de acreditar conocimientos del nivel B de catalán y recogiendo la normativa vigente "que, impulsada por el PP, reconoce la realidad social y lingüística de las islas".

El titular de Salud y Consumo afirmó asimismo que el Ejecutivo autonómico ha adaptado el Decreto a las normas jurídicas relacionadas con este ámbito, como la Ley de Normalización Lingüística, la Ley de Salud de Baleares, el Estatuto Básico del Empleado Público y la Ley de Función Pública. Al mismo tiempo, aseveró que "por lo general, la norma obligaría a que dispusiesen del nivel C -al igual que el resto de funcionarios de la Administración Pública- pero el Decreto se adecua a las singularidades del sector sanitario de las islas".

Cabe recordar que unos 2.200 profesionales de la sanidad pública balear se concentraron el pasado 1 de abril en la Plaza España de Palma para expresar su rechazo al Decreto, que concede un plazo de dos años a este colectivo para acreditar el conocimiento del catalán, al entender que supone una exclusión, por lo que pidieron que se considere un mérito y no un requisito el conocimiento de esta lengua.

Respecto a esta protesta, Thomàs consideró posteriormente que quedó "patente" que los médicos y enfermeros que se manifestaron están vinculados al PP, al que le interesa "generar un conflicto en la calle" y, en estos momento, "utiliza la lengua catalana" y al colectivo sanitario para hacerlo.