Un centenar de entidades reclaman una ley que regule la música popular como cultura

  • Barcelona, 17 feb (EFE).- Un centenar de entidades y asociaciones dedicadas a la música popular han reclamado hoy una ley que regule la música popular como producto cultural y que elimine el trato "de no igualdad e indiferencia" que recibe respecto a otros sectores culturales como el teatro o el cine.

Un centenar de entidades reclaman una ley que regule la música popular como cultura

Un centenar de entidades reclaman una ley que regule la música popular como cultura

Barcelona, 17 feb (EFE).- Un centenar de entidades y asociaciones dedicadas a la música popular han reclamado hoy una ley que regule la música popular como producto cultural y que elimine el trato "de no igualdad e indiferencia" que recibe respecto a otros sectores culturales como el teatro o el cine.

Así se han pronunciado hoy los distintos miembros de las asociaciones que lideran un manifiesto en este sentido que está recabando firmas de apoyo en Barcelona y Madrid de momento, y en Bilbao, Galicia, Sevilla y otras ciudades en los próximos días.

Representantes de siete de las organizaciones promotoras han presentado hoy un manifiesto titulado "Por una Ley de la Música. Todas las músicas son cultura", que se puede firmar también a través de un formulario colgado en Internet, apoyos que se entregarán al final al Ministerio de Cultura.

El presidente de la Asociación de Mánagers, Representantes y Promotores de Cataluña, Joan Rosell, ha sido el encargado de presentar el manifiesto, que ha leído José Luis Martínez, de la Asociación de Promotores Musicales.

En el documento se pide el reconocimiento de que "todas las músicas son cultura" y que se "garantice al público el derecho constitucional de acceso a la cultura y la libertad de expresión de los creadores".

Se reclama una dignificación de la música popular atendiendo a criterios de calidad, diversidad cultural e independencia, capaces de potenciar y defender el mercado de la música que se hace dentro del Estado español, y que se contemplen "normas de excepción cultural en pro de la pluralidad cultural".

Los profesionales de la música piden también la creación de un Estatuto del Músico y de un código de buenas prácticas del sector, además de un convenio artístico que regule su especificidad profesional y una licencia homologada para las salas de música en directo que "considere la labor cultural de esos espacios", entre otras reivindicaciones.