Vecinos de Arganzuela reclaman un instituto y un colegio público ante "la saturación de las aulas"

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Los vecinos del distrito de Arganzuela reclaman al menos un instituto y un colegio público nuevos ante "la saturación" de los centros existentes en la zona, según proclamaron todos este fin de semana en una manifestación en la que participaron, además, la portavoz socialista de Educación, Fátima Peinado; la diputada socialista Mercedes Díaz Massó, y la concejala del PSOE Ana de Sande.

En un acto en el que participaron 200 familias organizado por los vecinos y las Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado del distrito, se comprometieron a realizar las iniciativas parlamentarias necesarias para reclamar al Gobierno regional la construcción de los nuevos centros educativos.

Ya el pasado mes de junio de 2008, la portavoz socialista en la Asamblea, Maru Menéndez, acompañó a los padres del distrito de Arganzuela en la entrega de más de 6.000 firmas en la sede del Gobierno de Esperanza Aguirre para la construcción de un instituto de Educación Secundaria en el distrito. Sin embargo, más de diez meses después, "esta reclamación continúa sin ser escuchada por el Gobierno regional".

En este sentido, los padres de Arganzuela, cuya población es la equivalente a la suma de las provincias de Soria, Ávila y Segovia, explicaron que en el distrito sólo se cuenta con una cuarta parte de las infraestructuras educativas de estos territorios, por lo que reclaman "a igual número de población, iguales infraestructuras".

Denunciaron la situación de "abandono" por parte del Gobierno regional y la "insostenible" saturación de las aulas, con una ratio de 25 a 26 alumnos por aula en el caso de los colegios públicos Tirso de Molina y Miguel de Unamuno, donde, explican, las zonas comunes se encuentran ocupadas por nuevas aulas que absorben a los alumnos que se van incorporando debido a la falta de nuevos colegios en la zona.

Los padres advirtieron de que esta saturación en la Educación Primaria se ha extendido a la Educación Secundaria, por lo que exigen al Gobierno de Aguirre que construya, al menos, un nuevo instituto en el distrito.