Las personas sin estudios desciende un 8,4% en Canarias en los últimos 15 años y se sitúa en el 13,9% de los isleños

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 4 (EUROPA PRESS)

El porcentaje de población de la Comunidad Autónoma de Canarias que no tiene estudios o es analfabeta se ha reducido un 8,4 por ciento desde el año 1991, al pasar del 22,3 por ciento al 13,9 por ciento, según se desprende de la última edición de los 'Indicadores Sociales' que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recoge Europa Press.

El informe muestra la evolución del nivel de formación de los ciudadanos en el período 1991-2007, que revela que las personas que no acreditan ningún estudio se han reducido en casi 8 puntos porcentuales y medios, un dato que coincide con la tendencia del resto de España. Así, la media nacional se situaba a principio de la década de los noventa en un 20,30 por ciento y bajó hasta el 11,65 en 2007.

Con sus números, Canarias se ha situado como la sexta autonomía con más población en esta situación, por detrás de Ceuta y Melilla, que encabeza la clasificación con un 20,32 por ciento; Castilla-La Mancha, con un 19,65%; Extremadura, que alcanza el 19,58%; Andalucía, con el 16,96%; y Murcia (16,28%); y por encima de Galicia (12,90%) y Valencia (11,06%).

En el extremo opuesto, las comunidades de Euskadi y Navarra son donde residen menos habitantes sin estudios, ya que no llegan al 5 por ciento.

Por provincias, Las Palmas cuenta con un menor porcentaje de personas sin estudios con el 11,76 por ciento de la población, mientras que Santa Cruz de Tenerife, con un 16,22 por ciento, tiene casi 4,5 puntos porcentuales más de individuos sin estudios.

En cuanto a los datos por sexos, hay menos hombres canarios que mujeres sin estudios, (12,63 por ciento y 16,64 por ciento, respectivamente) aunque ambos han conseguido mejorar sus datos de manera muy significativa.

En concreto, en 1991 un 19,26 de los varones de las islas era analfabeto o no había estudiado mientras que en 2007 esta cifra se situaba ya en el 12,63. En los años 90 un 25,34 por ciento de las canarias se encontraban en esa situación y en la actualidad la cifra ha bajado a un escaso 16,64 por ciento.