El PP cree que los conciertos educativos deben responder a las demandas de las familias y no a criterios ideológicos

Cagigas asegura que si el modelo de enseñanza del Torrevelo fuera ilegal "habría que cerrarlo" SANTANDER, 25 (EUROPA PRESS) El Partido Popular considera que los conciertos educativos por parte de las Administraciones Públicas deben adoptarse "en función de las demandas de las familias" y no en base a criterios "partidistas o ideológicos". En rueda de prensa y a preguntas de los periodistas, el diputado 'popular' José Antonio Cagigas, explicó que el modelo de educación diferenciada por sexos que se practica en el Torrevelo "no es discriminación", sino una "opción pedagógica", apoyándose para esta afirmación en sentencias del Tribunal Supremo. "Si fuera discriminatoria, sería ilegal. Y si es ilegal, hay que cerrarlo", razonó el parlamentario del PP, que defiende que "no puede haber centros que discriminen". Los criterios para la concesión de conciertos son, a su juicio, la demanda de las familias y que los centros cumplan la Ley. Cagigas se pronunció así sobre la situación del colegio Torrevelo, sobre el que sindicatos educativos han pedido que no se le renueve el concierto educativo ni se le conceda al Peñalabra, por separar a chicos y chicas en las clases. El Torrevelo es masculino, y el Peñalabra, femenino. El modelo del Torrevelo también ha sido cuestionado por responsables del Gobierno de Cantabria, como la consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, o la vicepresidenta del Gobierno, Dolores Gorostiaga. En cambio, para el Partido Popular es "fundamental" apoyar la libertad de elección de las familias del centro que deseen, de forma que los conciertos deberían ser prácticamente un "acto tasado", con concesión "automática" si se cumple la ley. "El PP cree en la libertad y la libertad de elección de centros y de enseñanza", defendió Cagigas. El diputado considera que en realidad el Gobierno ha pretendido crear una "polémica artificial" con este tema, mientras no "resuelve" asuntos "fundamentales" como el paro, la crisis económica o la mejora de las escuelas públicas. Cagigas sostuvo que de esta forma el Ejecutivo cántabro habla del Torrevelo en lugar de sobre la reciente manifestación de sindicatos educativos que denunciaron el "abandono" de la enseñanza pública y que el Gobierno no quería "dialogar" con ellos. El diputado de la oposición recordó que la educación diferenciada es una "opción" que se practica en países como Suecia, Inglaterra o Estados Unidos, y que la propia Ley Orgánica de Educación lo "admite" al señalar que los conciertos se concederán "prioritariamente" a colegios con modelos coeducativos. "Ilegal, parece que no es, por que si fuera ilegal, habría que cerrarlo", dijo Cagigas, que señaló que entonces habría que hacer lo mismo con otros centros de educación diferenciada de todo el país.