2012, que asciende a 915 millones de euros

Valcárcel califica el Pacto de "acuerdo histórico" al lograr el compromiso de toda la comunidad educativa

MURCIA, 25 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, calificó hoy de "acuerdo histórico" para la sociedad educativa de la Región el Pacto Social por la Educación 2009-2012 firmado hoy, por primera vez, por todos los miembros de la comunidad educativa, y en el que se contempla un presupuesto de 915 millones de euros, lo que supone un 24,8 por ciento más que el anterior Pacto 2005-2008, cuyo importe se cifró en 733 millones de euros.

El Pacto fue suscrito por la Comunidad Autónoma, Federación de Municipios de la Región, ANPE, Croem, Sterm-Intersindical, Fampace, CCOO, Feremur, SIDI, Femae, FETE-UGT, Confes, CSI-CSIF, CECE, FSIE, Ucoerm, FAPA-RM, Educación y Gestión (EG), Confapa, FERE-CECA, FAPA-Cartagena, Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y Ciencias, FAPA-Lorca, Asociación de la Prensa de Murcia y Concapa.

Durante la rúbrica del acuerdo, Valcárcel puso de manifiesto que el mismo "no excluye a nadie, sino que ha buscado un punto de encuentro entre todos para diseñar el presente de la educación murciana"; razón por la que dijo que "hoy nos marca un camino, unas metas para lograr lo mejor para toda la sociedad educativa".

En concreto, el acuerdo divide sus actuaciones en tres líneas básicas: infraestructuras, calidad y medidas de acercamiento e interacción con la sociedad, con unos presupuestos que se elevan a 171, 390,5 y 353,5 millones de euros, respectivamente.

Dentro de los objetivos preferentes del Pacto, se encuentra la renovación de la red de centros públicos, para adaptarla a las necesidades reales de escolarización, con recursos innovadores e instalaciones que fomenten entornos estimulantes de aprendizaje. Así, 133 millones serán para la construcción de nuevos centros públicos, y 38 millones para actualización y modernización de los ya existentes.

Otro de los fines es incidir en la calidad de la educación con ocho líneas específicas, con la mejora del rendimiento escolar (bajada de ratios, apuesta por la enseñanza bilingüe y vocaciones científicas, mejora de la FP), la consolidación de la atención a la diversidad como referente educativo regional y el diseño de programas adaptados a las necesidades de cada alumno.

En relación a las infraestructuras, se acuerda la elaboración y publicación, conjuntamente con todos los firmantes, de la red de centros, y se prevé desarrollar actuaciones en el 50 por ciento de los centros públicos de Educación Infantil, Primaria, Secundaria Obligatoria y Postobligatoria con Bachillerato o ciclos formativos.

En esta línea se incluyen también los centros que imparten enseñanzas artísticas o de idiomas, y los centros de educación de personas adultas. También se extiende al ámbito de los centros específicos de Educación Especial y centros de formación del profesorado de la Región de Murcia.

La apuesta por la calidad se centra en la aplicación de ocho tipos de medidas distintas, que persiguen mejoras en el rendimiento escolar, la formación profesional, la atención a la diversidad, la formación del profesorado, la evaluación del sistema educativo, las condiciones laborales y dignificación social de la función docente, directiva y del personal de administración y servicios, así como medidas para la consolidación de la calidad en la enseñanza concertada y medidas específicas para las enseñanzas artísticas y de idiomas.

Dentro de las líneas de acercamiento y de interacción con la sociedad, el Pacto contribuirá a la conciliación de la vida laboral y familiar, la adquisición de hábitos saludables, la participación de los mayores, el compromiso social, el ocio formativo y todo tipo de logros sociales que requieren el refuerzo de la formación en valores.

Contempla, de este modo, como medidas para el acercamiento e interacción con la sociedad una mayor participación de los padres y alumnos en los centros; y para ayudar a conciliar la vida familiar y laboral, la apertura de centros en horarios extraescolares.

En cuanto a medidas de mejora de la calidad, se contempla la reducción del número de alumnos por aula, la potenciación de la dirección de los centros como elemento clave en la gestión y eficacia del sistema educativo y la orientación en los centros educativos, la implantación progresiva de enseñanzas bilingües en la enseñanza básica, programas para despertar vocaciones científicas, la creación del Instituto de Evaluación para evaluar el sistema educativo, y del Instituto de Formación del Profesorado.

En mejora de las infraestructuras, se diseñará de forma consensuada la red de centros, y se realizará una evaluación para detectar necesidades de sustitución, modernización o reparación de centros y adaptar las instalaciones a las necesidades educativas reales.

Por todo ello, el consejero de Educación, Formación y Empleo, Constantino Sotoca, consideró que se trata de un acuerdo "histórico" en materia de educación en la Región con el objetivo específico, comentó, de "la mejora de la calidad del sistema educativo", además de reducir las tasas de abandono escolar, el absentismo escolar y mejorar y ampliar el número de titulados.

RESPALDO UNÁNIME AL ACUERDO

La comunidad educativa en su conjunto respaldó de forma unánime dicho acuerdo. Así, el alcalde de Murcia y presidente de la Federación de Municipios, Miguel Ángel Cámara, puso de manifiesto que "supone un paso fundamental para consolidar lo que ha supuesto estos últimos años la renovación en materia educativa".

Por su parte, el secretario general del PSRM-PSOE, Pedro Saura, manifestó que el mismo va "en la buena dirección", aunque propuso que se revise el anterior, "ya que no se ha cumplido". No obstante, puso de manifiesto que el PSOE "está dispuesto a avanzar en un acuerdo con el PP para hacer una educación de calidad que reduzca el fracaso escolar y el abandono temprano de la educación, apostando por la excelencia".

Y es que, denunció públicamente, "el índice de abandono escolar temprano está en estos momentos cercano al 40 por ciento"; una cifra que "tiene que cambiar", y apostó por reducir este porcentaje a un 15 por ciento en cuatro años.

El coordinador de IU en Murcia, José Antonio Pujante, mostró su apoyo con un "sí crítico", y reclamó que incluya "la creación de una comisión de seguimiento de las medidas contempladas, ya que éste organismo permitirá un mayor control del cumplimiento de ese documento".

El sindicato CCOO calificó como un "gran avance" la firma de dicho acuerdo, porque "mientras en otras CCAA los docentes han realizado varias huelgas, en Murcia se apuesta por el diálogo social", por lo que consideró que este Pacto "es una excepción en el Estado español".

El presidente de ANPE Murcia, Clemente Hernández, resaltó la importancia de la creación del Instituto de Formación del Profesorado "ante los problemas de fracaso escolar", así como el hecho de que "se aúnen los esfuerzos en un mismo órgano y el impulso a la formación profesional". Desde FETE-UGT, Rafael Soto, señaló como objetivo prioritario "el fracaso y el abandono escolar".

Finalmente, desde el Sterm, Juan Ángel Sánchez, hizo referencia a la incorporación, en el pacto, de los criterios de "la organización de centros y de un nuevo modelo de escolarización que permitirá el reparto equilibrado entre las redes pública y privada concertada".