C's votará en contra de la LEC porque blinda la inmersión y privatiza la educación

BARCELONA, 5 (EUROPA PRESS)

El diputado de C's Antonio Robles explicó hoy que su grupo votará en contra del proyecto la Ley de Educación de Catalunya (LEC) porque blinda la inmersión lingüística y privatiza la educación.

En rueda de prensa el día en que terminaron los trabajos de la ponencia parlamentaria, Robles opinó que la LEC "no es una ley de educación, ni de consenso y no acabará con el fracaso escolar".

Estas premisas fueron "puros reclamos publicitarios" para terminar redactando una ley, según él, que supone una "privatización encubierta" de la educación, un "ajuste de cuentas" con los profesores, y que sirve para blindar la inmersión lingüística y "legislar la exclusión cultural", recordando en algunos puntos a la "formación del espíritu nacional".

Argumentó que la ley consolida la política lingüística practicada en Catalunya en los últimos años, dejando sin efecto a la Constitución y a los tribunales. De esta forma, no habrá tercera hora de castellano pese a lo que diga el Tribunal Supremo (TS), y sólo se impartirán dos horas, menos que de una lengua extranjera, lamentó.

"Parece una broma que se consagre la escuela que separa por sexos", dijo, comparando ambas polémicas. También vio irónico que CiU hable de que marcos de libertades y aplique esa "vara de medir" en unos asuntos y no en otros.

También aprovechó para criticar la ponencia, que definió como una "broma de mal gusto", pues la ley la han redactado CiU y PSC, y ERC actuó de "comparsa", contentándose con que el capítulo lingüístico quede intacto. Según él, ICV-EUiA ha sido "marginada", el PP "ninguneado" y C's "ignorado".

En su caso, aseguró que nadie quiso leer sus enmiendas hasta que decidió abandonar la ponencia, momento en el que intervino el conseller de Educación, Ernest Maragall. Entonces le pidieron un "resumen" de sus enmiendas y sólo 15 de las 602 llegaron a debatirse, aceptando finalmente tres. "Una tomadura de pelo", concluyó.

Robles indicó que su partido se añadirá al PP si finalmente lleva la ley al Consell Consultiu, una normativa "bastante peor" que la Ley Orgánica de Educación (LOE), y que puede tener "gravísimos problemas" en el Tribunal Constitucional (TC).